La flota de vehículos con la que se desplaza y realiza sus intervenciones policiales nuestra Policía Local, es muy básica, y debido a su bajo coste, carece de los medios de seguridad activa y pasiva que debería tener un vehículo policial.

El concejal de España2000, Rafael Ripoll, propuso en el Pleno Municipal de Alcalá de Henares del 15 de noviembre, que se estudie la constitución de un comité o equipo formado por personal del Parque Móvil del Parque Municipal de Servicios, Policía Local y Concejalía de Seguridad Ciudadana para localizar y determinar que vehículos son susceptibles de ser captados, de acuerdo al artículo 106.3 de la Ley sobre Tráfico y Seguridad Vial, y que convengan ser recuperados para uso policial.

El Ayuntamiento de Alcalá de Henares, como ya han hecho otras administraciones locales, pueden inspeccionar los vehículos que se encuentren dentro de los supuestos que recoge el citado artículo 106 de la Ley sobre Tráfico e iniciar las gestiones administrativas necesarias para la incorporación de los vehículos necesarios. Ripoll ha explicado que “la recuperación de estos vehículos supondría un ahorro económico para el Ayuntamiento y a su vez un altísimo beneficio medioambiental, ya que evitaríamos convertir en residuos y material de desguace vehículos que pueden estar en óptimas condiciones para la circulación”.

Por parte del Equipo de Gobierno debe ser valorada y tomar decisiones en consecuencia. “No estamos proponiendo que todos los vehículos se sustituyan por vehículos residuales, ni que se capten Ferraris para patrullar Alcalá; lo que proponemos es que se use esta herramienta administrativa que está a nuestra disposición para tratar de manera residual y adjudicar a los servicios de vigilancia del tráfico los vehículos que estén en condiciones de servir al bien público”, ha dicho Ripoll.

Con esta medida y según Ripoll, “podremos con una inversión mínima y con trabajadores del Parque Municipal de Servicios reducir el número de vehículos que necesitaremos contratar en futuros concursos, y por tanto buscar otras modalidades de alquiler o formas de adquisición para vehículos mejores, mejor adaptados a las necesidades de los policías, y que actualmente se ven limitados en algunas de sus funciones por carecer de los medios adecuados”.