El Obispo de Alcalá de Henares, Mons. Juan Antonio Reig Pla, ha presidido, en el Cementerio de los Mártires de Paracuellos, la Santa Misa con ocasión del Día de la Iglesia Diocesana y el LXXX Aniversario del Martirio de 134 Beatos. La celebración ha tenido lugar el domingo 13 de noviembre a las 12 horas. Concelebraron superiores y representantes de las órdenes a las que pertenecen los religiosos y sacerdotes cuyos restos mortales descansan en este Camposanto. La iglesia del Cementerio quedó totalmente desbordada, por lo que gran número de fieles debieron seguir la celebración desde el exterior.

Tras la Santa Misa se procedió a la exposición mayor del Santísimo Sacramento. Monseñor Reig Pla portando en sus manos, bajo palio, la custodia con el Cuerpo de Cristo y acompañado por los sacerdotes, religiosos y religiosas, seminaristas y el pueblo fiel, recorrió las siete grandes fosas donde yacen los beatos mártires y demás víctimas. Al llegar a cada fosa, sonaban, en primer lugar, unos breves acordes del «toque de silencio», tras lo cual Mons. Reig Pla leía una oración por los difuntos; dicho esto el Obispo procedía a la bendición con el Santísimo Sacramento.

Por otra parte este año, además, se ha dado la circunstancia de que el sábado anterior, día 12 de noviembre, a las 17:30 h., en la Catedral-Magistral de Alcalá de Henares, el Obispo Complutense, Mons. Reig Pla, había presidido la Sesión de Apertura de la Investigación Diocesana de la Causa de Canonización de los Siervos Eduardo Ardiaca Castell y 43 compañeros; los restos mortales de 18 de ellos descansan también en el Cementerio de los Mártires de Paracuellos: 7 religiosos Agustinos, 5 religiosos Maristas y 6 laicos.