La concejalía de Juventud, a través del el programa “Otra Forma de Moverte” y en colaboración con la concejalía de Igualdad, ha planeado un intenso programa para los próximos tres fines de semana en el que Hip Hop, música de cantautor, Dj’s, deporte y teatro se unen para concienciar a la población más joven frente a la violencia de género y todo tipo de discriminación.

El programa de actividades se inicia el sábado, 12 de noviembre, con la actuación del poeta urbano Frank T y su propuesta por el “buen trato, buen rollo”. Además, quienes lo deseen podrán participar en una Nueva “Kedada Urbana” que tendrá lugar en el Recinto Ferial (Isla del Colegio) a partir de las 16:00h. Allí los jóvenes podrán patinar en los módulos, rampas, cajones y barandillas en una clase abierta de iniciación al Skate. También el sábado se celebrará el II Encuentro del Curso de Iniciación a la Astronomía, la cita es en la Casa de la Juventud de 17:00 a 20:00 horas. Paralelamente se celebrará una nueva jornada de la Liga Alcalaína de Futbol chapa, en la Casa de la Juventud desde las 17:00 horas y Parkour en el IES Doctor Marañón de 17:00 a 20:00 horas.

Posteriormente, el 19 de noviembre, el cantautor alcalaíno Luis de Diego invitará a los asistentes “A debate sobre el amor”. Y para finalizar este ciclo el día 26 de este mismo mes se ofrecerá una Jam Session con Hard Candy Dj´s y Celia Becks y un espectáculo teatral a cargo de la compañía Punto y Aparte.

El objetivo del programa por el “Buen Trato” pasa por revisar los estereotipos y conceptos erróneos en los que se sustenta la tradicional forma de entender las relaciones de pareja. Se trata de replantear las contradicciones que establecen los roles habituales que otorgan diferentes papeles en función del sexo y que en la práctica no se corresponden con la realidad. Cuestiones que pueden derivar en una ¡nterpretación poco realista del amor, que acaba por limitarlo a un ideal romántico que todo lo puede y que impide percibir las limitaciones, lo que en ocasiones puede derivar en relaciones destructivas.

Siendo conscientes de ello resulta más sencillo establecer relaciones sanas, en las que el respeto mutuo, la confianza, la honestidad, la igualdad y la comunicación confluyen entre dos personas que coexisten con identidades separadas. Todo esto se va a trasmitir en las actividades propuestas.