El próximo  lunes 7 de noviembre se pondrán en marcha las visitas guiadas a la fachada de la UAH (actualmente en obras), que permitirán recorrerla  subiendo por los andamios que la cubren. Organizadas en tres turnos máximos al día (a las 10:00, a las 11:00 y a las 16:00), serán gratuitas, previa inscripción y de aforo limitado. A lo largo del recorrido, que durará entre 30 y 45 minutos y transcurrirá a través de la primera y tercera plataformas, los guías explicarán el detalle de la iconografía y los elementos  escultóricos de esta joya del Renacimiento español.

Para participar en las mismas será necesario inscribirse rellenando el formulario correspondiente en la web de Visitas Guiadas de la Universidad, ser mayor de 16 años, disponer de calzado y vestimenta adecuados y tener las condiciones físicas necesarias para realiza la visita. A los participantes se les suministrará además material de protección  (casco y chaleco) durante las mismas.  Las visitas pueden verse alteradas por las condiciones climatológicas y también en función de las necesidades de la obra. El programa durará hasta que la disposición del andamio lo permita (finales de diciembre).

Además de las destinadas al público general, se establecerá otro tipo de visitas de carácter técnico, dirigidas a profesionales de la arquitectura y la restauración, de mayor duración y en las que además, se explicarán los sistemas de intervención en la fachada.

El programa de visitas guiadas habitual de la UAH seguirá su curso previsto, y se seguirá explicando la geometría y configuración de la fachada desde la Plaza de San Diego gracias a la lona que en estos momentos la cubre.

Una de las ‘joyas’ del Renacimiento

La fachada del Colegio de San Ildefonso es uno de los principales iconos de la Universidad de Alcalá, de la propia ciudad de Alcalá de Henares y del Renacimiento español. Obra de Gil de Hontañón, se construyó entre 1537 y 1553. Fue declarada Monumento Nacional en el año 1914 y es uno de los motivos por los que la Universidad y el centro histórico de Alcalá de Henares recibieron el título de Patrimonio Mundial por la UNESCO en 1998. La fachada es tan conocida y valorada que tiene hasta una réplica en la fachada del Teatro Nacional Cervantes de Buenos Aires (Argentina).

En el último siglo esta fachada ha tenido varias restauraciones. La más importante la llevó a cabo el arquitecto Aníbal Álvarez entre 1914 y 1929. Después, en 1992, se realizó una actuación puntual de seguridad en las cresterías del frontón, a cargo del Instituto de Patrimonio Histórico. Esta nueva intervención es, en palabras de Fernando da Casa, director de la Oficina de Proyectos de la UAH, ‘un lavado de cara’, que servirá para mantener el esplendor de un entorno arquitectónico de incalculable valor patrimonial.