La afición rojilla se quedó este domingo sin celebrar una nueva victoria de la RSD Alcalá pero se marchó a casa con la buena sensación de ver como el equipo lo daba todo para sobreponerse a un partido que se le puso muy cuesta arriba después de encajar el que era el primer gol de la temporada en el Val.

Con las bajas de Isra y Molino, y con Mateo sin poder entrenar con regularidad a lo largo de la semana por problemas físicos, el Alcalá afrontaba el partido en un césped del Municipal de El Val muy blando por la lluvia, algo que obligaba a ponerse el mono de trabajo para poder sacar algo positivo ante un equipo muy físico y correoso como es el Villaverde Boetticher. Siendo la falta de continuidad en el juego la nota predominante en el partido, al Alcalá le costó controlar la situación ante un Villaverde que en los primeros cuarenta y cinco minutos se adaptó mejor al choque. La mayor solidez mostrada en el primer acto por el equipo visitante, encontraría su premio en una falta botada por Neuman a los diez minutos de juego que sorprendía a Juancho para romper la imbatibilidad rojilla de los últimos cinco partidos (1-0). Desde ese momento, las interrupciones llevaron al Alcalá a una desesperación que el árbitro aumentó debido a su permisividad al respecto y pese a que empezó a castigar a los dos equipos con cartulinas amarillas. Con el Alcalá por detrás en el marcador e intentando aplicarse sobre el césped, llegaría la primera expulsión de las tres que habría en el partido. El atacante del Alcalá Josito se enzarzó en el suelo con un jugador visitante que el árbitro entendió como agresión del jugador del Alcalá para asombro del respetable. Sin más novedades y en inferioridad numérica se llegaba al descanso.

El Alcalá necesitaba una dosis de mejora y el mister rojillo la buscó (y encontró) en el banquillo. Huelves y Carrasco dejaban su sitio a Jorge y Mateo, con los que el equipo rojillo empezó a ganar presencia en ataque. El ex rojillo Valcárcel tuvo la sentencia, pero el Alcalá presionaba con intensidad y empezaba a sitiar la portería de un Sebas que terminaría siendo el héroe del partido. Matas y Mateo fueron los primeros en encontrarse con la oposición el meta del Villaverde, mientras que el lateral rojillo Kupen se multiplicaba tanto en defensa como en ataque firmando un gran partido. Joselu dio además entrada al central rumano Popa que debutaba y lo hacía por necesidad actuando hoy como improvisado atacante aprovechando su corpulencia. Una apuesta que salió bien ya que tras un rechace, un balón peleado por Popa en el área terminaba con una pena máxima que Mateo se encargaba de materializar para poner las tablas en el marcador (1-1). Pero el Alcalá, espoleado por una afición rojilla que no paraba de animar, quería ganar el partido y se volcó buscando la portería visitante y volcando el juego constantemente en un Juanito que era un puñal por banda izquierda. La intensidad mostrada sobre el césped por el Villaverde, que le dejó cargado de cartulinas, le llevó a ver como Melli y Viti tenían que abandonar el terreno de juego por doble cartulina amarilla. Así las cosas y con el Alcalá dominador, sólo faltaba el gol. Un tanto que no llegaba porque hoy el meta visitante Sebas, que lo paraba todo, y la mala suerte (VER OCASIÓN), impidieron que Juanito, Morato e Iván Mateo, que además estrellaba un balón en el largero, encontraran el gol de la victoria. Al final el marcador no se movería pese al esfuerzo de todos y cada uno de los jugadores del Alcalá.

Tras el empate, la afición del Alcalá supo reconocer el esfuerzo despidiendo al equipo con una fuerte ovación e incluso obligando a los jugadores a volver a salir al terreno de juego cuando ya se encontraban en el vestuario. Un esfuerzo que hizo sumar un nuevo punto al equipo y que sirve para mantener la cuarta plaza de Play Off, justo antes de visitar el próximo domingo Los Prados de Parla, otro clásico de la categoría. Al término del partido, el entrenador de la RSD Alcalá Joselu valoraba en rueda de prensa el empate.

Ficha del partido

RSD Alcalá, 1: Juancho, Huelves (Jorge), Kupen, Edu, Beni, Gonzalo, Matas (Popa), Carrasco, Mateo, Morato, Josito (R) y Juanito

Villaverde Boetticher, 1: Sebas, Melli (AA R), Dimas (Del Val), Viti (AA R), Parra, Durán, Felipe, Valcárcel (Sergio), Pirri (Chino), Riki y Nouman (A)

GOLES 0-1 Nouman (11); 1-1 Iván Mateo (penalti) (73)

ÁRBITRO: Roldán Bernardo.

INCIDENCIAS: Partido de Liga de Tercera División Grupo 7º disputado en el Estadio Municipal del Val, ante unos 300 espectadores que desafiaron la lluvia para no parar de animar durante los 90 minutos de partido.