Somos Alcalá ha hecho público el siguiente comunicado de prensa:

Mientras el Partido Popular se mantiene fiel en su estrategia de falsedades al afirmar que el equipo de gobiernoincrementa la presión fiscal, los representantes de Ciudadanos evidenciansus preferenciasdefendiendo los intereses de las economías más poderosas y saneadas.

Lo cierto es que ya no sorprende que los miembros del Partido Popular se empeñen en tergiversar la realidad en cada comunicado o intervención pública. La forma en la que su portavoz Víctor Chacón entiende la tarea de ejercer la oposición les lleva a interpretar difíciles piruetas con las que intentar confundir a la opinión pública. Un esfuerzo estéril que sólo sirve para poner de manifiesto sus carencias propositivas para la ciudad y la total ausencia de un discurso constructivo yconsecuente.

Afortunadamente la realidad supera a la ficción en la que se ha instalado el PPlocal.A pesar de sus mentiras, lo cierto es que para el equipo de gobierno mantener el equilibrio presupuestario municipal pasa por implementar políticas impositivas dirigidas a proteger a los ciudadanos priorizando sus necesidades. Por ello las Ordenanzas Fiscales para el año 2017que fueron aprobadas en el último pleno no contemplan, por segundo año consecutivo, incremento alguno en impuestos que inciden directamente en las economías familiares como el IBI o el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica.Y todo ello a pesar del enorme lastre que en forma de descomunal deuda pública constituye el legado de doce años de gobierno del Partido Popular en el Ayuntamiento complutense.

Y es que conviene no olvidar que han sido las políticas del PP las que han llevado a esta ciudad al borde de la quiebra. Acciones y decisiones en el ámbito local que se han visto agravadas por las leyes que impiden un redistribución más justa de los impuestos en los ayuntamientos y también con el austericidio al que está sometiendo el Partido Popular a todos los españoles.

En este contexto conviene dejar claro que el mismo PP de Alcalá que se empecina enintentar confundir a la ciudadanía es plenamente consciente de las limitaciones con que su propio partido estrangula las posibilidades de los municipios.

Si el PP de Alcalá se preocupara realmente por su ciudad exigiría a la Comunidad de Madrid, por ejemplo, la financiación de las competencias que debe prestar, en lugar de cargar ese gasto sobre los ayuntamientos. Una exigencia trasladable al grupo municipal de Ciudadanos, que una vez más mostró su verdadera cara mediante su negativa a incrementar la carga fiscal a las grandes constructoras y las multinacionales de la telefonía por el uso del dominio público, dejando bien claro cuál es su idea de la redistribución de la carga fiscal.