El responsable del área ha conversado con diversas personas que le han trasladado sus preguntas e inquietudes acerca de las últimas podas y talas que se han realizado en este barrio complutense.

Según los informes técnicos emitidos por los especialistas de la concejalía de Medio Ambiente y Movilidad, las operaciones son necesarias ante la situación que presentan algunos de los árboles, cuyo mal estado y excesiva inclinación comprometían la seguridad de peatones y vehículos, ya que los árboles se han ido ladeando cada vez más en las sucesivas revisiones efectuadas.

En el encuentro con los residentes de la zona Egido ha informado también acerca de las actuaciones que se enmarcan en la campaña de reposición de arbolado que se desarrolla entre marzo del presente año y marzo de 2017. En ella se prevé́ la sustitución de los ejemplares talados por otros nuevos, de especies más adecuadas a su ubicación, y en nuevos emplazamientos si los que ocupaban los árboles talados no eran los idóneos. Cabe destacar que ya en la pasada campaña (2015-2016) la concejalía llevó a cabo una plantación de árboles de sustitución que arrojó un superávit de más de 300 ejemplares.

Es oportuno señalar que en el caso del Distrito II se ha procedido a la tala de tres pinos (se adjuntan a la presente nota imágenes de los ejemplares afectados) que serán compensados por otros 15 árboles nuevos, multiplicando por cinco el número de ejemplares de sustitución.

En la actualidad Alcalá de Henares cuenta con un censo aproximado de 60.000 árboles. Garantizar el estado más idóneo para la pervivencia de las diferentes especies vegetales presentes en el municipio es una de las prioridades para los responsables del área. Además de proteger su cuidado, esto supone también velar por la seguridad para los viandantes, los vehículos y el tráfico, con el fin de evitar posibles accidentes de consecuencias imprevisibles.