A pesar del mal tiempo reinante durante el pasado 12 de Octubre, simpatizantes y militantes de España2000 llevaron a cabo la ya tradicional subida al cerro Malvecino, cerro desde el que las tropas cristianas hostigaron la cercana fortaleza de Alkal a Nahar. Una vez allí se procedió al izado de una gran bandera de más de 50 metros cuadrados que pudo verse desde todos los puntos de la ciudad.

Debido a la meteorología, los militantes y simpatizantes de España2000 optaron por desplegar la bandera con sus propias manos, omitiendo el mastil utilizado en anteriores ocasiones.

En el alto del Malvecino, Rafael Ripoll, quiso agradecer el esfuerzo a todos los asistentes, y también recordar que “en otros lugares de España no resulta fácil celebrar el Día de la Hispanidad, y manifestar la españolidad con libertad y orgullo”. Para terminar, tras bajar y cruzar el río, se realizó una comida de hermandad en la sede local de España2000.