Ecologistas en acción ha difundido una nota de prensa sobre las podas de arbolado en la ciudad

Ecologistas en Acción denuncia las podas  abusivas, indiscriminadas y extemporáneas que se vienen ejecutando sobre numerosos árboles de la ciudad, así como las talas indiscriminadas de ejemplares en buen estado consecuencia de una absoluta ausencia de planificación. Por estos motivos, Ecologistas en Acción insta al ayuntamiento de Alcalá a que deje de seguir tratando con este desprecio el patrimonio arbóreo paralizando temporalmente estas actuaciones y apruebe un Plan de Conservación para la gestión de arbolado urbano y un inventario del mismo y  así, cumplir con uno de los principales requisitos requeridos por la ley autonómica de Protección del Arbolado Urbano que está siendo infringida de manera continuada.

En Alcalá de Henares se viene observando la eliminación de numerosos ejemplares árboles adultos  así como podas excesivas en  ejemplares a los que parece que se les ha perdonado la vida. En el caso de las podas, son tan agresivas que, los daños provocados sobre dichos ejemplares son prácticamente irreversibles. La eliminación de grandes ramas impide la posibilidad de cicatrización y se asegura la afección y debilitamiento de dichos árboles por enfermedades y pudriciones. El resultado es un arbolado con grandes alteraciones respecto a  su porte natural, empobrecimiento del paisaje urbano por las mutilaciones sufridas, una reducción en los beneficiosos servicios que ofrecen a las personas, un mayor riesgo sobre la seguridad de las personas, una merma de la calidad ambiental de la ciudad y un incremento en el gasto público dedicado a su gestión.

La asociación ecologista considera que la ausencia de una buena planificación del arbolado urbano está en la raíz de estos problemas debido a una histórica mala selección de especies y a la ubicación de ejemplares en lugares inapropiados que provocan en ocasiones un rechazo evitable por una parte de la población. Deficiencias que son necesarias de abordar en un plan de gestión y conservación con el mayor nivel de participación posible de vecinos/as, asociaciones y personal técnico para poder desarrollarlo a medio plazo. La ciudadanía no se merece un arbolado en estas pésimas condiciones; un problema que se lleva arrastrando desde hace décadas pero que, lejos de solucionarse, cada día se hace más insostenible a pesar de una supuesta mejor predisposición e interés por parte de la actual concejalía de medio ambiente.

Ecologistas en Acción de Alcalá de Henares, convencidos de que existen soluciones para gestionar adecuadamente el arbolado urbano, ha trasladado continuas quejas por este tipo de actuaciones a la Concejalía de Medio Ambiente, de la que solamente ha recibido justificaciones de dudosa calidad técnica, a la vez que ha realizado un estudio sobre una muestra de calles de la ciudad , entregado a la Concejalía de Medio Ambiente, en el que se han identificado una serie de problemas y deficiencias necesarias de atajar en relación al arbolado urbano.  Consideramos inaceptables las podas abusivas realizadas que, además, son ejecutadas en cualquier momento del año, incluso en los calurosos meses de verano, cuando más necesaria es la sombra que nos ofrecen dichos árboles, en una ciudad azotada por las altas temperaturas que caracterizan a la meseta peninsular. La respuesta más recurrente que escuchamos es la que hace referencia a una supuesta inseguridad y riesgo para las personas, lo cual nos parece un argumento válido para casos concretos pero no para ser utilizada de manera generalizada porque, si realmente fuera esa la situación del arbolado urbano, las autoridades deberían de informar adecuadamente, y con urgencia, a la población de los riesgos a los que se encuentran expuestos. Lo cierto es que no nos parece serio utilizar este argumento para realizar unas actuaciones que precisamente lo que provocan es un mayor riesgo para los habitantes de Alcalá de Henares.

Es necesario resaltar la importancia del arbolado urbano, las funciones que tiene en los procesos ecológicos que se dan en una ciudad y los servicios ecosistémicos que aporta a las personas que habitamos estos entornos urbanos. Este hecho, que para nosotros es tan importante, también es percibido y apreciado por otra parte importante de la ciudadanía, la cual ha realizado numerosas llamadas telefónicas a nuestra asociación exponiendo su preocupación por lo que está ocurriendo.

Por otra parte, el Ayuntamiento de Alcalá de Henares está obligado a respetar, dando el mejor ejemplo,  la Ley que en 2005 se elaboró para proteger y conservar el arbolado ubicado  (Ley 8/2005, de 26 de diciembre, de Protección y Fomento del Arbolado  Urbano de la Comunidad de Madrid). Uno de los objetivos de dicha ley es el fomento y protección del arbolado urbano como parte integrante del patrimonio natural de la Comunidad de Madrid. Esta protección viene dada por el establecimiento de medidas protectoras a todos los ejemplares de cualquier especie arbórea con más de diez años de antigüedad o veinte centímetros de diámetro de tronco al nivel del suelo, que se ubiquen en suelo urbano. Este mismo texto también contempla alguna excepción justificada, que desgraciadamente en Alcalá se ha convertido en norma habitual.

Por estos motivos, Ecologistas en Acción ha solicitado, con fecha 13 de  octubre, numerosa información referida a este tipo de actuaciones a la vez que presenta ésta denuncia  e insta al Ayuntamiento de Alcalá de Henares para que elabore y exponga públicamente un plan de medidas a realizar en la gestión del arbolado urbano, entre las que solicitamos la paralización provisional de las talas y podas abusivas y  la aprobación y puesta en marcha de un Plan de Conservación. También  exigimos  la elaboración del inventario de dicho arbolado urbano que, con carácter obligatorio, aparece en el texto de  la citada ley debiendo  incluir información referente al número de pies, especies o variedades, dimensiones, edad aproximada, estado sanitario y localización del arbolado con referencia a elementos concretos del viario urbano o a agrupaciones singulares de árboles.

Aunque los hechos  denunciados no son nuevos, los actuales responsables municipales perpetúan las perjudiciales actuaciones  del pasado aunque, paradójicamente, en el acuerdo de gobierno de los actuales partidos gobernantes  tienen dos puntos cuyo contenido es el siguiente:

“373 Realizaremos un catálogo de arbolado, en el que se formalizará un plan de mejora de parques y jardines de la ciudad. Dicho plan contemplará la incorporación de nuevo mobiliario urbano, repoblación de árboles y especies autóctonas, zonas para mayores y, en general, la necesidad de la rehabilitación integral o parcial de algunas de las zonas verdes y los parques más deteriorados”.

“374. Gestionaremos racionalmente el arbolado urbano, atendiendo a las necesidades de los vecinos y vecinas a la hora de programar las podas y la situación fitosanitaria de los ejemplares en malas condiciones”.

Así pues, para Ecologistas en Acción la pregunta es: ¿Dónde ha  quedado la sensibilidad hacia el arbolado urbano de los  grupos municipales que gobiernan nuestra ciudad y especialmente de la concejalía de medio ambiente?