Diferentes asociaciones han elaborado un proyecto alternativo al macrovertedero de Loeches que da un gran paso cualitativo hacia un tratamiento de residuos moderno y acorde a los actuales conocimientos en la materia.

Según una nota de prensa difundida por I.U, a lo largo de la historia el ser humano ha ido modificando sus hábitos y forma de hacer las cosas. Según han aumentado nuestros conocimientos en las diferentes materias, hemos corregido nuestro proceder en todos los campos: sanidad, educación, agricultura, producción industrial… Lo mismo sucede en el tratamiento de residuos.

Las incineradoras y vertederos no son inocuos. La incineración es muy tóxica y peligrosa para la salud, es una anticuada práctica a eliminar, y los vertederos, aparte de los riesgos medioambientales que conllevan, lapidan una gran riqueza en materiales que pueden ser reciclados.

Para I.U, el proyecto del Macrovertedero de Loeches, que va por su tercera modificación, no apuesta por la recogida selectiva de los residuos orgánicos (más del 40% del total) y su posterior compostaje. Se queda a medio camino en un viaje a ninguna parte. Representa una posible oportunidad perdida tras las movilizaciones que, años atrás, paralizaron la construcción de la incineradora de basuras en nuestra comarca.

No es el momento de construir  otro vertedero más, sino de tomar como referente las ciudades del mundo que son vanguardia en este campo. Es por ello por lo que la Asamblea de Izquierda Unida de Alcalá de Henares apoyamos el Proyecto Alternativo, ya que recoge los principios fundamentales que se están poniendo en práctica en las ciudades del mundo donde se están alcanzando los mayores porcentajes de reciclado y más se acercan al objetivo de Residuo Cero.

De ahí que I.U solicite a la Mancomunidad del Este que se replanteé su posición. Que informen a los vecinos de la comarca del proyecto del Macrovertedero de Loeches y faciliten que se difunda el proyecto alternativo. Que se debata en el Pleno de todos los ayuntamientos, dando voz a las asociaciones que han trabajado por el proyecto alternativo. Muéstrense dispuestos a tener en consideración todas las propuestas. No se dejen llevar por la presión, no caigan en el error de tomar apresuradamente la senda que aparenta ser más rápida, y adopten la solución más adecuada.