Primera victoria para alejar fantasmas, de momento. El Rugby Alcalá se impuso en el Municipal de Boadilla a un Tasman que ha acusado las bajas respecto al pasado año. Los rojillos estuvieron muy atenazados durante todo el encuentro y fallaron ocasiones clarísimas de ensayo que pudieron significar un marcador más abultado. El choque estuvo igualado hasta el final cuando Alcalá anotó dos ensayos consecutivos prácticamente sobre la hora que cerraron la primera victoria de los complutenses.

Empezaba el choque con los rojillos mandando sobre la posesión gracias a su buen hacer en las fases estáticas. Alcalá era más fuerte en touche y melé y el balón era suyo. Tras dos ocasiones, en el minuto 11, llegó el primer ensayo obra del debutante inglés Josh que está dando muy buenas sensaciones en el club. Fran trasformaba desde la esquina para el 0-7.

Pero a pesar de la superioridad en el juego, Alcalá no se supo tranquilizar y entró en varias acciones de juego sucio que el árbitro Ignacio Chaves supo cortar con una tarjeta amarilla para cada equipo. La primera parte no dio para más.

Las consignas tras el descanso eran normalizar el juego, estar concentrados y mantener la disciplina. Ninguna de las tres premisas se cumplió y a Boadilla le bastaron dos minutos para poner un peligroso 5-7.

Además Alcalá volvía a incurrir en errores disciplinarios y veía como a mitad de la segunda parte se quedaba temporalmente sin Josh y Ares por sendas tarjetas amarillas. Aún con dos jugadores menos el equipo rojillo supo mantener la pelota y no dejar a su rival acercarse.

Pero el ensayo de la tranquilidad no llegó hasta el minuto 70 obra de Iñigo Mazo que vuelve a la disciplina complutense tras un año en el Sao Miguel portugués. La trasformación de Fran ponía el 5-14 y daba un respiro para la parte final del encuentro.

Allí, y tras varios intentos que inexplicablemente no acabaron en puntos, llegó el tercer ensayo obra de Victor en jugada personal. 5-19 y primera victoria al casillero alcalaíno.

La sensación fue que el equipo pudo dar mucho más. Las continuas faltas le privaron de un cuarto ensayo que hubiera supuesto el punto bonus ofensivo que le habría dejado colider de la categoría junto con Liceo Francés, Majadahonda y Arquitectura.

Precisamente el equipo de la Escuela de Arquitectura de Madrid será su próximo rival. Es el choque abre las puertas del Campo de Rugby del Antonio Machado a una nueva temporada en la máxima categoría regional.

5 – Boadilla Tasman: Adrian, Erdem, Subire Fernandez, Labrador, Alejandro Carrillo, Santiago Lopez, Pablo Sánchez Jonathan (cap.); Roger, Juan Uribe; Luis Terres , Alvaro, Jorge Elvira, Gonzalo Navas y Lucas Pizzorno. Suplentes: Antonio Corralero, Jesus Cesar, Alvaro Becerra, Ander Galarza, Jorge Arias y Alberto Lema

19 – Rugby Alcalá: Ares, Yeray, Josito, Javito (cap.), Alberto, Josh, Alvaro Monedero, Pato; Jorge, Iñigo Mazo; Fran Arias, Tamayo, Benito, Miguel y Valentín. Suplentes: Fabio, Víctor, Gorka, Charly y David.