El portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Alcalá de Henares, Víctor Chacón, ha definido las Ferias de Alcalá de 2016 como “las peores Ferias que se recuerdan en la ciudad. Han sido un ejemplo de mala gestión, de improvisación y de falta de compromiso”. Esta valoración de que han sido las peores Ferias es compartida, según ha destacado por muchos ciudadanos: “El sentimiento de descontento en la ciudad es generalizado; han sido un continuo desastre”.

Chacón ha comenzado su intervención destacando lo más positivo de las recientes Ferias. “Quiero felicitar a las Peñas: han sido, son y serán el motor de las celebraciones y sin ellas no se entienden las Ferias”, ha dicho, resaltando el evento solidario de la lectura pública de El Quijote con recogida para el Banco de Alimentos. También ha destacado “la gran labor y entrega de la Policía Local y el trabajo y compromiso de los voluntarios de Protección Civil”.

La concejala de Festejos no puede seguir

En la crítica, Chacón ha puesto el acento sobre la actuación de la concejala de Cultura, Turismo, Festejos y Universidad, María Aranguren. “Anunció que iban a ser las mejores Ferias de la historia y, sí, pasarán a la historia pero por ser las más lamentablesde los últimos tiempos. Efectivamente, han sido las ‘Ferias del cambio’, pero del cambio a peor”, ha lamentado el portavoz popular, anunciando que “en el próximo Pleno Municipal exigiremos responsabilidades políticas al equipo de Gobierno por las que en la calle ya se conocen como ‘las peores Ferias’ que se recuerdan en muchos años”.

El portavoz del PP ha destacado los recortes en la programación, resumidos en que no ha existido la anunciada Feria de Día, el Ferial se encontraba semivacío, se han producido grandes fiascos en algunos conciertos, es la primera vez que no se han celebrado ningún tipo de festejo taurino y la figura de Cervantes se ha convertido en la gran ausente en plena conmemoración del IV Centenario de su muerte.

“Las Ferias 2016 son un ejemplo perfecto de que la concejala María Aranguren no puede seguir ni un minuto más llevando Festejos y Cultura. A lo largo del año hemos visto grandes errores en grandes temas para la ciudad: los problemas con los tickets de Navidad, aquella licitación irregular para el Centenario de Cervantes que se tuvo que suspender, supresión de la noche en Blanco, el Don Juan con reparos de Intervención y ahora las ferias más lamentables que se recuerdan”.

Con semejante sucesión de fallos, “el alcalde Javier Rodríguez Palacios tiene que considerar modificar el reparto de competencias de su equipo, porque no que Cultura y Festejos sea un continuo foco de conflicto”.

Respecto al debate sobre el cambio de fechas de las Ferias del año que viene, Chacón ha asegurado que “es una cortina de humo del gobierno local para que no hablemos del fracaso de estas Ferias”.

Problemas, ausencias y cancelaciones

Una de las ausencias más evidentes, lamentada por hosteleros, vecinos y visitantes, ha sido la de la Feria de Día, que se pese a que se anunció no se ha llegado a desarrollar “por mala gestión, problemas con los pliegos, elevados precios y nulo apoyo del Ayuntamiento”, ha explicado Chacón.

En lo que al Recinto Ferial se refiere, “nunca se había visto nada semejante”. Se ha referido el portavoz del PP a la “expulsión” de los puestos de artesanía y a la inédita hasta ahora protesta de los feriantes “apagando las atracciones a las once de la noche y dejando el Ferial a oscuras como protesta por la gestión del gobierno”. Todo ello, ha añadido, “al margen de la infinidad de huecos vacíos que ha hecho que el Ferial pareciera un erial en algunas zonas. ¿Cómo es posible que con toda la antelación que dice la concejala que ha tenido no se hayan buscado alternativas?”.

Los recortes han afectado especialmente a la programación cultural, con la supresión del Festival Internacional de Danza, de mucha calidad y prestigio, que tradicionalmente se celebraba en el patio de la Universidad de Alcalá o la ausencia, tras 18 ediciones, del Festival Internacional de Plectro y Púa.

En el “lío de los conciertos vamos a dejar al margen los problemas con las contrataciones de Francisco, Def con Dos, el rapero Costa o las cancelaciones del Urban Fest o de Rosario”. Respecto a los que se han celebrado, ya a finales de junio “explicamos que la fórmula de gestión del espacio de los conciertos implicaba un coste más alto de las entradas”, ha recordado. En resumen, había una adjudicación por 50.000 euros a una empresa para que hiciera una serie de conciertos en la Huerta del Obispo y esa empresa ha organizado las actuaciones de Julieta Venegas (200 espectadores) y David DeMaría (300 personas) y el espectáculo “Se llama copla” (300 asistentes), así como el concierto de El Chojín y SFDK, que fue cancelado para integrarlo en el nunca celebrado Urban Fest. La “suerte” para esta adjudicataria es que ha podido subarrendar el espacio a otra promotora privada, “que, jugándose su dinero, ha traído a Melendi, Manuel Carrasco, Ara Malikian, Daniel Diges e Izal. Sin esta participación –ha destacado Chacón- el fracaso de los conciertos hubiera sido absoluto”.

A la vista de todo lo ocurrido hasta ahora con el ciclo Los Conciertos de la Muralla, Chacón cree que “hay que revisar el modelo”, porque no puede ser que el Ayuntamiento “renuncie a su capacidad de promover una propuesta cultural apropiada”.

Además, esos conciertos han sido “contraprogramados” por Somos Alcalá, los socios del PSOE en el gobierno, con las actuaciones en la plaza de La Paloma. Chacón ha aludido a la “falta de transparencia de esta propuesta de la Concejalía de Juventud”, de la que se desconoce cuánto ha costado y cómo se ha gestionado, porque ni la ocupación de vía pública, ni la instalación de suministros de luz y agua ni la instalación de barras ha pasado por la Junta de Gobierno Local”. Lo que sí se sabe con certeza es que uno de los promotores es “un candidato de Somos Alcalá al Ayuntamiento que también fue el promotor de los ‘chuskys’. Ojo con posibles conflictos de intereses”, ha advertido el portavoz del Grupo Popular.

En cuanto a la feria taurina, han sido las primeras Ferias de Alcalá en las que no se ha celebrado ningún tipo de festejo. “Los problemas de la empresa no son nuevos, pero ha habido dejación de la concejala de Festejos, quizás con la mirada puesta –cree Chacón- en que no hubiera toros para regocijo de los socios de Somos/Podemos”.