Miles de personas disfrutaron en la tarde del Sábado del desfile de carrozas que supuso el final de las Ferias de Alcalá de este año. A su término las peñas, que han animado incansables durante toda la semana, han descolgado su estandarte del balcón del Ayuntamiento.

Durante el desfile se repartieron 3.500 kilos de caramelos y los niños y niñas han podido disfrutar de ocho carrozas una de ellas inspirada en El Quijote y otra en su autor, Cervantes.

Además, lo mas atractivo y novedoso del desfile fueron las cuatro estructuras de 5 metros de altura que formaban parte de un pasacalles homenaje a Cervantes y  que han sorprendido a los asistentes.

La cabalgata salió de la Avenida del Val y discurrió por el Paseo de la Alameda, Marqués de Alonso Martínez, Avenida de Guadalajara, Libreros y ha terminado en la Plaza de Cervantes.