La reciente aparición de decenas de peces muertos en algunos puntos del cauce del río Henares a su paso por Alcalá, ha puesto en alerta a las concejalías de Salud y Medio Ambiente del consistorio complutense.

Siguiendo el protocolo se ha procedido por los técnicos municipales a tomar muestras de las aguas, a recoger ejemplares de estos animales que están siendo analizados en estos momentos.

El Ayuntamiento de Alcalá de Henares se mantiene en contacto permanente con los agentes forestales y con el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA) cuyos miembros también se han personado en las inmediaciones de los hallazgos y han tomado muestras tanto de las aguas como de los peces.

Los responsables de la concejalía de Medio Ambiente han trasladado la incidencia tanto a la presidencia de la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) como a la Dirección General de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid y al Ministerio de Medio Ambiente.

Por otra parte, y puesto que existe un incendio en una nave de reciclaje de residuos situada en la localidad Chiloeches (Guadalajara), los responsables del área de Medio Ambiente se mantienen en contacto permanente con técnicos pertenecientes a la Junta de Castilla la Mancha, a fin de conocer todas las novedades que se vayan produciendo en relación con este asunto.

La información procedente de los especialistas de la Unidad Militar de Emergencia (UME) que intervienen en la zona implementado medidas para la prevención, control y contención de productos contaminantes, informa de que los resultados de los análisis de las aguas realizados por la UME y por los agentes forestales no relacionan ambos hechos, aunque se continúa la vigilancia.

El Ayuntamiento de Alcalá de Henares continuará informando a medida que se vayan confirmando nuevos datos que conduzcan a esclarecer los hechos.