Publicado en la Información de Madrid el 17 de Noviembre de 1994. Escrito por Rosa María García

Así lo ha denunciado IU, que asegura tener pruebas

Izquierda Unida no parece dispuesta a que la comisión que investigaba unos anónimos comprometedores para con algunos técnicos del departamento de Urbanismo que en agua de borrajas. Las gestiones municipales para aclarar el asunto se zanjaron en el último pleno, en el transcurso de un intenso y prolongado debate (hora y cuarto) celebrado a puerta cerrada en el que, por lo que ha trascendido, los concejales del PSOE, PP e IU se cruzaron duras acusaciones.

Sin embargo, IU ha retomado el tema sacando a la luz pública una serie de datos de los que, según la coalición, se desprenden “graves irregularidades”. El portador municipal, Javier Ocaña, reveló que existen técnicos del Ayuntamiento de Alcalá de Henares que participan en sociedades mercantiles “relacionadas con su función de informar”. La participación es bien directamente por parte del funcionario municipal o a través de su cónyuge, indicó la coalición izquierdista.

 

Participaciones

Éste es el caso de un técnico del Parque Municipal de Servicios que ha estado “participando con el 50% en Prohumosa, S. L. y de otro técnico del departamento de Planeamiento que ha participado con el 25% en la sociedad  Proyectos Vector, S. L.”. Dos técnicos más, también del Departamento de Planeamiento han participado en esta última firma.

Estos trabajadores municipales se valían, según IU, de su puesto en la administración para emitir informes de contratación favorables a sus propias empresas. Los ediles denunciantes prefirieron no hacer públicos los nombres de los técnicos que habrían cometido estas presuntas irregularidades.

Javier Ocaña explicó que existe una empresa “formada por técnicos del Ayuntamiento que opera con otras personas externas al Consistorio”. Es el caso de una empresa que presentó el proyecto de construcción del aparcamiento subterráneo Juan de Austria II. Según IU, dicha firma obtuvo informes favorables del Ayuntamiento gracias a que  los técnicos informantes tenían en la empresa candidata a sus propias esposas.

IU ha decidido poner los datos que obran en su poder en manos del juzgado de instrucción. En cambio, el PP ha instado por seguir investigando por su cuenta mientras que el alcalde, Florencio Campos (PSOE), iniciará un expediente informativo que determine si existe o no responsabilidad objeto de sanción por parte de algún funcionario de la administración local.

Las conclusiones del PSOE y el PP a raíz de la comisión de investigación es que “no hay indicios claros que permitan afirmar que ha habido irregularidades”.

 

Honor en entredicho

Desde las filas populares se considera que la comisión de investigación no ha sido más que una comisión informativa especial, por lo que no han podido obtener datos necesarios para detectar supuestas irregularidades. “No se puede poner en entredicho el honor de técnicos y de sus familias tan a la ligera”, manifestó Esther García, portavoz del PP. “La comisión no ha servido absolutamente para nada, porque no teníamos competencia para conocer más datos de los que puede saber un ciudadano que se acerque al registro mercantil” añadió.

Sin embargo, García-Romero Nieva mantiene “sospechas”, por lo que su grupo seguirá investigando en solitario “y si hay indicios sólidos de irregularidad iremos directamente a los juzgados”.

El portavoz del PSOE, Crescencio Vicente, aclaró que el alcalde no abrirá ningún expediente sancionador mientras Izquierda Unida no aportase pruebas concluyentes. “Hay una insana intención por parte de IU de usurpar la funciones del alcalde, dejándole como mera figura decorativa”, argumentó.

La coalición manifestó su intención de oponerse en los plenos a cualquier propuesta que venga avalada por informes de técnicos municipales hasta que no se depuren responsabilidades.

 

LINDEZAS PLENARIAS

>> DE TODO se oyó en el pleno celebrado en el Ayuntamiento de la ciudad complutense el pasado martes. A Javier Ocaña, portavoz de Izquierda Unida y Presidente de la Comisión de Investigación, le llovieron lindezas como “terco”, “anoréxico político” y “despreciativo con el estado de derecho”

>> JOSÉ MACÍAS, concejal socialista de Obras y Servicios, estuvo en un tris de arrojar el micrófono a la cabeza de portavoz de Izquierda Unida cuando éste dio a entender que si la documentación de la comisión no estaba sobre la mesa de la presidencia sería por alguna causa mal intencionada. “No pongas mi honradez en duda en tu vida”, gritó Macías, enojado, a su adversario político.

>> CUANDO EL ALCALDE, Florencio Campos, decretó el carácter privado del debate de las conclusiones de la comisión de investigación, el público asistente al acto, que fue obligado a abandonar el salón plenario, silbó, voceó y pataleó a los concejales que integran la corporación complutense. “Ya no somos pueblo, somos solo plebe”, gritaba exaltada una vecina a sus representantes locales.

>> NADIE, SIN EMBARGO, ha soltado prenda de lo que llegaron a decirse unos concejales a otros al estar amparados por el secreto de la sesión privada que mantuvieron posteriormente. Parece que la disputa entre los diferentes grupos políticos por el tema continuará durante los próximos días.