“Son declaraciones repugnantes” así calificaba Carlos Cotón, responsable de Comunicación de UPYD Alcalá, las últimas palabras de los Obispos de Alcalá de Henares y de Getafe en relación a la Ley de Protección Integral del Colectivo LGTBI.

Para Cotón, las palabras vertidas por ambos Obispos son “retrógradas” y “con el objetivo de buscar repercusión mediática a costa de los derechos del colectivo LGTBI”. Además, para UPYD Alcalá las palabras del Obispo de la localidad, Reig Plá “no sorprenden, pues ya en reiteradas ocasiones ha mostrado su actitud homófoba, pero el hecho de que no nos sorprenda quien las realiza, no quiere decir que no sean condenables” afirmaba Cotón.

El responsable de Comunicación de UPYD Alcalá, “no entiende” que el Obispo complutense “siga en esta posición, pues ya ha sido denunciado, junto con su homólogo en Getafe, por el Observatorio Español contra la LGTBfobia por un presunto delito de incitación al odio”. Cotón ha manifestado que “estas declaraciones no son propias de una persona que vive en pleno siglo XXI, ya que con ellas, atenta contra la libertad individual”.

Para la formación progresista, “estas actitudes homófobas no son tolerables” y recuerdan, que UPYD “siempre ha defendido y defiende los derechos de las personas, independientemente de su orientación sexual, de su religión o etnia” manifestaba Cotón.

Para finalizar, Carlos Cotón quiso expresar su malestar a que “Alcalá sea noticia, entre otros motivos, porque representantes del municipio realicen este tipo de declaraciones” y dejó claro que “desde UPYD a nivel nacional, como a nivel local, seguiremos defendiendo los derechos de las personas, sin exclusiones”. También afirmó que “apoyaremos al Ayuntamiento y a las distintas asociaciones, para promover políticas cuyo fin sea acabar con la discriminación y el odio por motivos de este tipo de cuestiones, como hemos hecho desde nuestra creación como partido político”.