Según una nota de prensa difundida por el Partido Popular de Alcalá, el Ayuntamiento de Alcalá sigue sin dar explicaciones por la contratación del rapero machista Costa, anulada tras la denuncia y rechazo público, ni de lo ocurrido con el recital de Francisco y la Banda Sinfónica Complutense, del que el consistorio ni siquiera ha confirmado su cancelación y desaparición del programa Los Conciertos de la Muralla.

Tras casi dos semanas de silencio, el Ayuntamiento de Alcalá emitió ayer un comunicado en el que hacía recaer en la empresa adjudicataria de Los Conciertos de la Muralla toda la responsabilidad por la contratación del rapero Costa y de César “Strawberry” (Def con Dos) para el Urban Fest, “aunque en una nota emitida el 29 de julio se afirmaba que la organización correspondía al propio Ayuntamiento”, ha manifestado hoy Markel Gorbea, concejal del PP en el consistorio complutense.

“El Ayuntamiento se reserva el derecho de intermediar entre las empresas participantes y el alcalde puede y debe intervenir si se van a producir espectáculos que vayan a dañar la imagen de la ciudad porque –según ha explicado Gorbea- es una prerrogativa que está recogida en el pliego de condiciones, acorde a la responsabilidad subsidiaria que tiene el Ayuntamiento. Afirmar lo contrario es engañar a los vecinos, que es lo que está haciendo el tripartito”.

Gorbea ha recordado que el Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz, que acogió también Urban Fest, ya canceló la actuación de Costa por su machismo. “Una vez que la presión política y pública ha llevado a cancelar la actuación en Alcalá de este rapero famoso por la violencia de sus mensajes, ahora le pedimos al alcalde que no permita que el dinero público sirva para dar cobertura a quien está aún inmerso en un proceso judicial por enaltecer el terrorismo y humillar a las víctimas de ETA”, ha exigido el concejal del PP.

 

Ausencia de explicaciones y de responsabilidad política

 

Hasta ahora, los deseos del alcalde respecto a los conciertos han sido órdenes. En una entrevista afirmó que no le gustaba que Francisco actuara en la ciudad y al día siguiente se canceló, aunque el promotor asegura tener un contrato firmado con la Concejalía de Mayores y el concierto se había incluido en carteles, banderolas y demás material promocional pagado por el Ayuntamiento.

La actuación de Costa ha desaparecido del Urban Fest tras la presión del Partido Popular y justo un día después de que la empresa lanzara un comunicado confirmando su presencia en la ciudad.

“Faltan explicaciones, no es suficiente con recular lo justo para cubrir el expediente. El alcalde tiene que evitar que Alcalá de Henares sea una plataforma de promoción de valores ajenos a nuestra cultura. Por supuesto, ni un euro de los alcalaínos para quien humilla a las víctimas del terrorismo”, ha exigido Markel Gorbea.

En relación a la campaña de sensibilización contra la violencia de género que sorpresivamente anuncia la empresa adjudicataria en nombre del Ayuntamiento de Alcalá, “nos parece un paso adecuado, pero insuficiente si desde el escenario se permiten los homenajes a Costa”. Según Gorbea, “el tripartito sabe, o debería saber, que en la vecina Torrejón, el artista Denom respondió a la cancelación de Costa cantando sus canciones. El Ayuntamiento complutense deberá asegurarse que desde el escenario de Alcalá no se hará apología de la violencia de género”.