El Ayuntamiento de Alcalá de Henares, ha emitido el siguiente comunicado de prensa saliendo al paso de la polémica suscitada por las contrataciones artísticas:

La empresa Wild Punk S.L., es la empresa adjudicataria del concurso para la ocupación de la Huerta del Palacio Arzobispal y contratación de los conciertos y eventos culturales denominados “Los conciertos de la Muralla” según acuerdo de Junta de Gobierno Local del día 6 de mayo de 2016.

Tal y como expresó ayer dicha empresa mediante comunicado de prensa,  la organización de “Los conciertos de la Muralla” recae sobre Wild Punk S.L. Esta empresa, con criterios artísticos y técnicos, así como con la intención de llegar a la mayor cantidad posible de personas y el número de entradas vendidas por cada espectáculo, decide la continuidad o no de los conciertos y toma las decisiones sobre la programación de los mismos.

Los Conciertos de la Muralla cuentan con una programación plural con diversos estilos, ideas y características variadas, que van desde el espectáculo de Osborne y Arévalo, el Festival Clan, Se llama Copla, David de María o Izal.

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Alcalá de Henares lamenta la actitud del Partido Popular y de Ciudadanos en estos últimos días. Ambos partidos políticos han lanzado desde el inicio notas de prensa y declaraciones, tratando de ensombrecer todos los eventos que el equipo de gobierno organiza y en poner en duda todos los aspectos de los mismos.

Para el equipo de gobierno municipal, ambos partidos deberían pedir disculpas por las descalificaciones vertidas en redes sociales, realizadas por cargos públicos que conocen perfectamente cómo funciona la concesión de los conciertos pero, aun así, no han tenido escrúpulos en tergiversar y tratar de dañar el honor de miembros del equipo de gobierno con sus declaraciones.

PP y Ciudadanos de Alcalá de Henares han afirmado durante las últimas semanas que la concejalía de Cultura del Ayuntamiento “pagaba con dinero público” a los artistas. Wild Punk S.L. ganó un concurso público mediante procedimiento abierto, y por 40.000€ (más IVA) contrata artistas, monta escenarios, equipos de luz y de sonido, paga a todo el personal necesario y organiza la gestión y explotación del espacio para iniciativas privadas. De esta forma, desarrolla un ciclo que, de tener que ser costeado por el Ayuntamiento, costaría más de millón y medio de euros. Para el equipo de gobierno municipal, ambos partidos deberían dejar esta actitud y pedir disculpas por sus declaraciones.

Cabe recordar que algunas de las contrataciones que realizó el anterior equipo de gobierno municipal del PP, están siendo investigadas actualmente en el marco de las Operaciones Púnica y Flauta.

El equipo de gobierno municipal continuará tratando de ofrecer a los vecinos y vecinas de Alcalá de Henares la mejor oferta cultural y festiva posible.