Pese al reprobable silencio del gobierno municipal de Alcalá de Henares, se ha sabido que dentro del Urban Festestá confirmada la participación del grupo Def con Dos, liderado por César “Strawberry”, que está siendo procesado por un delito de enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas; el proceso se encuentra ahora pendiente de resolución en el Tribunal Supremo tras el recurso del Fiscal. Esta actuación forma parte del nuevo festival que prepara el Ayuntamiento para el día en el que estaba prevista la actuación del cantante Francisco con la Banda Sinfónica Complutense, cancelada bajo polémica y anuncio de demanda por parte del artista y del promotor.

Para el Partido Popular “es un insulto a los vecinos de Alcalá que se contrate con el dinero de todos a una persona que todavía tiene que dar explicaciones a la justicia sobre sus afirmaciones en las que expresaba su deseo de que Ortega Lara fuera nuevamente secuestrado o en las que añoraba al Grupo Terrorista de los GRAPO en relación a Esperanza Aguirre”, ha declarado Markel Gorbea, concejal del Grupo Popular en el Ayuntamiento complutense.

“Si un artista insulta a una política de Podemos, este equipo de Gobierno le cancela el concierto, pero si el insulto y la ofensa es a las víctimas del terrorismo, lo contratan. Es una realidad durísima que el alcalde Javier Rodríguez Palacios (PSOE) debe explicar”, ha añadido.

Según Gorbea, “si Rodríguez Palacios acudió presto a expresar públicamente que no quería que Francisco actuara en Alcalá tras faltarle al respeto a Monica Oltra debería, por decencia, hacer lo mismo con Cesar Strawberry, porque lo contrario sería complicidad”.

El alcalde y la concejala de Festejos, María Aranguren, “siguen sin dar la cara ni asumir su responsabilidad por los nuevos líos con los conciertos”, ha dicho el concejal del PP, “ejemplo claro de que en el Ayuntamiento de Alcalá la transparencia brilla por su ausencia”.

Aún nadie ha explicado institucionalmente la cancelación al concierto de Francisco ni siquiera tras el anuncio de acciones judiciales por parte de la representación del artista.

Tampoco se ha explicado que está ocurriendo con el Urban Fest, que está actuando sin ningún tipo de control municipal y en el que los propios artistas están denunciando incumplimientos de contrato.

“Javier Rodríguez Palacios y María Aranguren tienen que dar urgentemente explicaciones y decirle a los vecinos que van a contratar a una persona procesada judicialmente por humillar a las víctimas del terrorismo. Si el equipo de gobierno se movilizó para evitar que actuara Francisco, deberían en coherencia hacer lo mismo con Def con Dos”, ha concluido Markel Gorbea.