La edil de Cultura y Festejos de Alcalá de Henares, María Aranguren (PSOE) permite que Wild Punk, empresa adjudicataria del ciclo “Los conciertos de la Muralla” -por lo que recibe una subvención de 48.400 euros- ‘alquile’ el espacio municipal de la Huerta del Obispo a otra promotora, Emotional Events, a la que cobra el uso de la instalación y un porcentaje de los ingresos de las barras. “Esta ‘subcontratación’ de los conciertos de las Ferias es la causa principal del que el precio de las entradas de los conciertos que trae la empresa alcalaína sea más elevado de lo esperado, que cuestan 23 euros de media más gastos de gestión”, ha apuntado el portavoz del Grupo Popular en materia Cultura y Festejos, Markel Gorbea.

Desde el área que dirige María Aranguren se convocó un concurso público para la organización de una serie de eventos bajo la denominación “Los conciertos de la Muralla”, que se debían celebrar entre agosto y septiembre. A dicha licitación se presentaron dos empresas: Emotional Events, que fue descartada por cuestiones administrativas nada más iniciarse el concurso, y Wild Punk, que, al ser la única empresa en el proceso, resultó adjudicataria de la organización de los conciertos y de la subvención municipal de 48.400 euros.

Sin embargo, es Emotional Events la que produce más de la mitad de los espectáculos de las Ferias de Alcalá sin recibir subvención alguna y pagando a Wild Punk (no al Ayuntamiento de Alcalá) por el uso de la Huerta del Obispo; esta empresa alcalaína es la que organiza los conciertos de Melendi, Manuel Carrasco, Ara Malikian, Izal y el espectáculo de Bertín Osborne y Arévalo.

Además de pagar a Wild Punk por el uso de la Huerta del Obispo (que incluye un equipamiento básico de un coste inferior a la subvención recibida: escenario, camerinos, baños químicos y generadores), Emotional Events se tiene que hacer cargo de todos los demás gastos de la producción: caché de los artistas, equipos técnicos, seguridad, personal, alquiler de sillas, etc. De ahí –ha insistido Gorbea- que los precios de las entradas sean los más altos que se recuerdan en Alcalá”.

Wild Punk (que se lleva la subvención de casi 50.000 euros, más lo que le paga Emotional Events y un porcentaje de los ingresos en las barras) trae en Ferias a Julieta Venegas, David de María, SFDK y Chojín y un espectáculo de artistas de copla de un programa de Canal Sur a unos precios, en algunos casos, incluso más caros que los espectáculos que trae Emotional Events.

Es decir, “Wild Punk se lleva la subvención y Emotional Events, asume el riesgo, cosa que por otro lado hay que agradecer a esta empresa alcalaína porque, de lo contrario, no habría conciertos este año”, ha dicho.

Por otro lado, y en relación a la cancelación del concierto de Francisco, desde el Partido Popular se pide que se respete la legalidad. “El Partido Popular no comparte las declaraciones del artista, por las que ha pedido disculpas, pero esperamos que esto no sea coartada para no cumplir un contrato firmado, con las implicaciones legales que ello tendría”, ha señalado Gorbea. “Resulta llamativo que el alcalde no quiera que Francisco actúe en Alcalá y, sin embargo, callara cuando hace unos pocos meses actuó aquí Cesar Strawberry –Def con Dos-, procesado por enaltecimiento del terrorismo. Este doble rasero –ha concluido Gorbea- tiene un importante tamiz político”.