Los trabajos de limpieza y acondicionamiento que se están desarrollado en la zona aledaña a los restos del antiguo molino -situado cerca de la Plaza de la Juventud- están permitiendo recuperar el aspecto original de esta infraestructura industrial de finales del Siglo XV o principios del XVI, cuya finalidad era tomar agua del río Henares y conducirla para ser aprovechada por la maquinaria del molino. 

El hallazgo de la roca, en la que se puede observar una inscripción probablemente relativa al año 1580, se produjo hace unos días mientras los jóvenes realizaban sus trabajos en la zona del caz.  Según Sebastián Rascón, Jefe del Servicio de Arqueología del Ayuntamiento de Alcalá de Henares, “se trata de un hallazgo interesante porque no es frecuente encontrar epigrafías como ésta claramente conmemorativa de las obras de construcción del molino”. Además, la pieza se conserva in situ lo que potencia su valor como resto de interés arqueológico.

En la roca, que se encuentra algo deteriorada en uno de sus lados, aún puede leerse parte de una frase que reza: “…RA SEHIZO EL…”  seguida de una fecha en la que se observan los números “…580”. Estos datos deberán ser confirmados en las conclusiones que se deriven de los trabajos de investigación y protección que ha comenzado la concejalía de Patrimonio Histórico, de los que también se dará parte a la Dirección General de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid.

Javier Galán, concejal responsable del área, ha señalado que “este significativo hallazgo pone de manifiesto la necesidad de recuperar y poner en valor diversas zonas y construcciones de la ciudad que durante muchos años han sido víctimas de la desidia y el abandono. En este caso concreto el papel desempeñado por los jóvenes beneficiarios del Plan de Inserción Laboral en Alcalá ha resultado clave, demostrando la conveniencia del mantenimiento de estos planes y los múltiples beneficios para la ciudad que aporta el trabajo de estas personas”.

El alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, por su parte ha destacado la importancia de este hito para Alcalá porque “unir el empleo y la formación para nuestros jóvenes –ha dicho- con descubrir algo que arqueológicamente y en su historia, tiene mucho interés; descubrir cómo es la entrada a este canal histórico y descubrir que hay una piedra que lo data en 1580, es algo importante. Recuperar el patrimonio, hacerlo con empleo y con la gente joven y desde lo público, es algo fundamental y estamos muy orgullosos de cómo está saliendo este programa y de lo que están descubriendo”.