Publicado en La Información de Madrid el 8 de Noviembre de 1994. Escrito por Rosa María García

Dispararon a cientos de conejos sin aviso previo a los visitantes

Lo que comenzó siendo una buena acción medioambiental por parte del Ayuntamiento de Alcalá para evitar que los conejos destrocen toda la plantación del Parque Natural de Los Cerros, podría haber acabado en desgracia para algunos de los muchos visitantes que acuden a esta reserva ecológico-educativa. Cinco cazadores profesionales realizaron el descaste sin aviso previo de ninguna clase, lo que provocó sustos morrocotudos a más de un paseante. Por fortuna, no se registró ninguna desgracia personal.

A consecuencia de todo ello, ya se han alzado voces de protesta contra la concejalía de Medio Ambiente por llevar a cabo el descaste de conejos sin avisar a los alcalaínos con antelación. “Nunca se sabe como acertar”, manifestó el concejal de Medio Ambiente, José María Velasco, para salir al paso de estas críticas.

La AMA autorizó la matanza para evitar que los mamíferos destrozaran las plantaciones de pinos en este parque natural

Los pequeños mamíferos han echado a perder cerca de 10.000 pinos, lo que equivale al 80% de toda la plantación  llevada a cabo durante el pasado año. Ante semejante escabechina, el Ayuntamiento solicitó a la Agencia de Medio Ambiente (AMA) una autorización para realizar el descaste de conejos para evitar un destrozo irreparable en la reserva.

Cinco cazadores profesionales, asesorados por un técnico de la AMA, fueron autorizados  a cazar conejos con escopeta y hurón desde el 21 de octubre hasta el pasado domingo. “No sé hasta qué punto sería favorable anunciar que se va a hacer un descaste de conejos”, argumenta Velasco. “Si se hubiese hecho público, la gente podría haberlo interpretado mal y pensar que cualquier cazador tenía autorización para acercarse a la reserva. Entonces sí hubiesen surgido problemas”.

Para evitar que el asunto derive en polémica, el concejal de Medio Ambiente ha dejado claro que no ha recibido ni una sola queja en relación a la falta de aviso previo. “En caso que las haya -matiza Velasco-, espero que vengan a decírmelo personalmente y no me tenga que enterar por terceros o por los medios de comunicación”.

Una vez que se ha acabado con el problema de los conejos, José María Velasco ha adelantado a LA INFORMACIÓN DE MADRID que éste será el último año que se permita la caza en el coto situado junto al Parque Natural de Los Cerros, ya que la Concejalía de Medio Ambiente pretende limpiar la zona, reforestarla y hacerla más transitable.