El Grupo de Concejales del Partido Popular complutense va a presentar una moción al próximo Pleno municipal para que se realicen las gestiones necesarias de cara a presentar a Alcalá de Henares como futura sede de la Agencia Europea del Medicamento, instalada en la actualidad en Londres y afectada, por tanto, por las consecuencias del Brexit, el referéndum que ha determinado la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Víctor Chacón, portavoz del Grupo Popular, ya ha remitido esta propuesta por carta al Gobierno de España –tanto al presidente Mariano Rajoy, como a la vicepresidenta, Soraya Saénz de Santamaría y a los ministros de Economía y de Sanidad-, a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y a los consejeros de Presidencia, de Economía y de Sanidad. Igualmente, se ha comunicado al alcalde complutense, con el fin de que “se sustancie como una propuesta de ciudad que genere el máximo consenso entre los grupos políticos”.

Tras la decisión de los británicos de salir de la Unión Europea, tanto el Gobierno de España como la Comunidad de Madrid han mostrado su disposición a acoger aquellas sedes empresariales e institucionales que decidan o tengan obligación de abandonar sus sedes en el Reino Unido. Una de ellas es la citada Agencia Europea del Medicamento.

“Alcalá está muy relacionada con la industria farmacéutica; aquí se han instalado una docena de laboratorios como Bayer, Rovi, Tedec-Meiji o Alcalá Farma, entre otros. Este factor, sumado a la presencia y actividad académica e investigadora de la Universidad de Alcalá y a la propia importancia de la ciudad, nos lleva a valorar a Alcalá como extraordinaria candidata a acoger la Agencia Europea del Medicamento”, ha explicado Chacón.

El Grupo Popular sugiere, incluso, el lugar en el que podría instalarse: el gran edificio (32.000 metros cuadrados sobre una parcela de 53.000 metros cuadrados) que el Centro Superior de Investigaciones Científicas construyó en el campus universitario para albergar el Instituto de Medicina Molecular Príncipe de Asturias, IMMPA, que, sin embargo, y pese a la gran inversión económica realizada, nunca ha llegado a ponerse en marcha.