La Comunidad de Madrid abrirá al público este verano, durante los meses de julio y agosto, el Monasterio de San Bernardo de Alcalá de Henares, en el que actualmente se están acometiendo las obras para la restauración integral de su iglesia. Un total de 3.500 personas podrán visitar este enclave gracias al programa “Abierto por obras”, que ofrecerá visitas guiadas gratuitas de lunes a viernes durante estos dos meses. Los interesados deberán inscribirse previamente, a partir de hoy, en la página web http://www.madrid.org/abiertoporobras.

Las visitas se realizarán en grupos de 30 personas para garantizar en todo momento tanto la seguridad de los visitantes como la del propio monumento. Con esta nueva edición del programa “Abierto por obras”, la Dirección General de Patrimonio Cultural da continuidad a una iniciativa que se inició en 2011 abriendo al público el Convento de las Comendadoras de Santiago. Posteriormente, en 2014, pudieron visitarse el Castillo de Buitrago del Lozoya y el Palacio de Goyeneche en Nuevo Baztán.

El objetivo es dar a conocer monumentos que se encuentran en proceso de restauración para disfrutar tanto del edificio como de la intervención que se está desarrollando. Por este motivo, los bienes incluidos en el programa se seleccionan por su singularidad patrimonial así como por la naturaleza técnica del proyecto de restauración que se está llevando a cabo en ellos. En esta nueva edición el bien cultural elegido es el Monasterio Cisterciense de San Bernardo, en Alcalá de Henares. Fundado en 1617, constituye uno de los ejemplos más singulares del primer barroco madrileño. Debe sus trazas al arquitecto Juan Gómez de Mora, que ya había trabajado en Alcalá en el colegio Mayor de San Ildefonso y en el colegio del Málaga.

El elemento arquitectónico más importante del conjunto es la iglesia, que actualmente está siendo restaurada. Se trata de un templo de planta oval insertado en un rectángulo de cuatro capillas también ovales. El presbiterio, de planta cuadrada, alberga importantes lienzos de Ángelo Nardi y está presidido por un altar-baldaquino del Hermano Francisco Bautista. También destacan en el conjunto el claustro, el patio central y, como elemento de conexión visual con el exterior, el Torreón de las Vistas.

RECUPERACIÓN DEL PATRIMONIO La restauración de la iglesia del Monasterio supone la continuación de una serie de actuaciones que la Comunidad de Madrid ha venido desarrollando en los últimos años en este entorno arquitectónico. Entre las más recientes se enmarcan la restauración de la Casa de la Demandera y la adecuación de los espacios interiores para adecuarlos al uso museístico. También se han recuperado recientemente los espacios del Claustro Menor. Respecto a la restauración de la iglesia, las obras incluyen la recuperación de la traza y espacialidad originales del proyecto de Juan Gómez de Mora y la adecuación del edificio a las necesidades actuales de seguridad. Dentro de las intervenciones previstas resulta de especial importancia una intervención arqueológica que permitirá conocer detalles ocultos bajo el suelo actual. Se trata de un proyecto promovido por la Dirección General de Patrimonio Cultural y financiado gracias a la colaboración del 1,5% Cultural del Ministerio de Fomento, del Obispado de Alcalá de Henares y de la propia Oficina de Cultura y Turismo de la Comunidad de Madrid.