La Junta Electoral de Zona (JEZ) ha determinado que la publicidad emitida recientemente por el Partido Popular de Alcalá y el Grupo de Concejales del PP en el Ayuntamiento de Alcalá no vulnera la Ley Orgánica 5/1985, de 29 de junio, del Régimen Electoral General (LOREG).

De este modo, la JEZ rechaza la denuncia presentada por el propio alcalde complutense “en un nuevo ejemplo de los nervios de Javier Rodríguez Palacios (PSOE), que, además de no saber encajar la crítica política a su gestión en su primer año como alcalde, utiliza al Ayuntamiento para intentar que la Junta Electoral sancione a un grupo municipal por ejercer su derecho democrático a informar a los vecinos de Alcalá”, ha manifestado Víctor Chacón, portavoz del Grupo Popular.

La publicidad denunciada corresponde al balance que el PP y el Grupo Municipal en el Ayuntamiento de Alcalá hacen del primer año de legislatura del gobierno tripartito formado por PSOE+Somos/Podemos+IU, en el que se explican los fracasos de Javier Rodríguez Palacios en contra posición a la gestión que está realizando Cristina Cifuentes en la Comunidad de Madrid.

“Es una pena que el alcalde continúe por la senda de la arbitrariedad y creyendo que el Ayuntamiento de Alcalá es su cortijo. Los nervios y la precipitación demostrada –ha añadido Chacón- vienen a ratificar la debilidad de Rodríguez Palacios al frente del Ayuntamiento y acrecentada por el temor de cómo pueda afectarle el mal resultado de Pedro Sánchez que prevén todas las encuestas”.

La denuncia de Javier Rodríguez Palacios que ha rechazado la Junta Electoral la realiza como alcalde de la Ciudad y no como Secretario General del PSOE. “Esto significa que pone la institución de todos como es el Ayuntamiento al servicio de sus interese partidistas, cuando el alcalde tiene que estar para trabajar por todos los vecinos, no enfangándose utilizando su cargo para denuncias ridículas”, ha dicho el portavoz popular.

Además, la actuación de Javier Rodríguez Palacios pone de relieve su desconexión respecto a su partido y respecto a los socios de Gobierno ya que todos los partidos –incluido PSOE y Somos Alcalá- hacen uso del logotipo del Ayuntamiento en sus comunicaciones institucionales.