El alcalde de Alcalá, Javier Rodríguez Palacios, y el concejal de Medio Ambiente y Movilidad, Alberto Egido, han participado esta mañana en el anillamiento por parte de la ONG Seo Bird Life de tres crías de la única pareja de halcón peregrino que anida en el edificio Torre Garena de Alcalá de Henares.

Por primera vez, una pareja de halcón peregrino ha criado en el caso urbano de la ciudad. Según los datos de SEO/BirdLife, esta familia es la única que anida en la vega del río Henares, donde en los años 90 llegó a residir una población de 15 parejas. La cría de los halcones en el municipio ha sido posible gracias la instalación de una caja nido por parte de técnicos de la organización ambiental. Con esta, son ya diez las parejas de halcón peregrino –el ave más veloz que se conoce- que anidan en ciudades de la Comunidad de Madrid: siete en la capital una en Leganés y otra en Fuenlabrada.

La pareja de halcones alcalaína, cuya vida puede seguirse en directo a través de una webcam, no es una desconocida para los técnicos de la ONG: “Tanto el padre como la madre portan anillas de SEO/BirdLife, lo cual nos ha permitido saber que el macho nació en 2001 y la hembra en 2002 a pocos kilómetros de la ciudad. Dos ejemplares con 15 y 14 años, respectivamente, que siguen reproduciéndose con éxito y en libertad”, explica el coordinador de Seguimiento de la organización, Juan Carlos del Moral.

Anteriormente, los dos halcones anidaban en los cortados del río Henares y, de hecho, sacaron adelante pollos en 2007, 2008 y 2009. Sin embargo, la presencia de búhos reales en la zona –depredadores de las crías- hacía difícil la cría. Para alejarles de este problema, los técnicos de SEO/BirdLife instalaron en otoño de 2015 una caja nido en  el edificio Torre-Garena que, hasta hace poco, la pareja empleaba únicamente como posadero. Después de fracasar una primera puesta en las paredes del río, hace unas semanas decidieron probar suerte en la ciudad donde, tras una segunda puesta, crían a tres pollos.

Los últimos habitantes de la colonia

SEO/BirdLife realiza el seguimiento de la población de halcones de la Comunidad de Madrid desde hace varias décadas. En los años ‘90 y principios de este siglo, los halcones madrileños –unas 50 parejas- se repartían en dos grandes núcleos: en la sierra madrileña, al norte; y en las vegas de los ríos Henares, Jarama, Tajuña y Tajo. Además, alguna pareja aislada anidaba puntualmente en casco urbano de Madrid.

Actualmente la estructura de la población es muy diferente: la población del núcleo de la sierra se mantiene estable mientras que en los valles el halcón ha desparecido prácticamente. Algunas temporadas apenas dos parejas ocupan el territorio y raramente sacan adelante pollos. “Este declive se debe, en parte, al uso de productos fitosanitarios en los cultivos de la zona. Los halcones los asimilan por consumo de otras aves que se alimentan de grano. Asimismo, la expansión de otras especies que compiten por el territorio, como el búho real, está detrás de su práctica desaparición de la zona”, explica Del Moral.

El halcón parece estar encontrando refugio en las ciudades de la región, donde la comida es abundante –palomas, estorninos…-pero hay pocos puntos de nidificación adecuados. Para ayudar a las aves en su llegada a la ciudad, SEO/BirdLife ha instalado diversas cajas nido, lo que ha permitido que varias parejas se establezcan y que la población de Madrid vaya creciendo de forma natural, sin costosas introducciones artificiales como las que han emprendido en otras ciudades. Después de la capital, Fuenlabrada, Leganés y, ahora, Alcalá de Henares se sumaron a lista de ciudades halcón.

Las imágenes en directo se pueden ver en seo.org/webcamhalcon