PCumplido un año de legislatura, el Grupo de Concejales del Partido Popular ha hecho balance de estos meses de gobierno del tripatito (PSOE+Somos+IU) presidido por el socialista Rodríguez Palacios. El portavoz del Grupo Popular, Víctor Chacón, ha resaltado que “después un año, lo que nos deja este tripartito es mucha soberbia y sectarismo, muy poca transparencia y rendición de cuentas, escasa importancia a la Cultura como motor de la ciudad y, sobre todo, mínima sensibilidad hacia una de las principales preocupaciones de los vecinos de Alcalá, que es el desempleo”.

En definitiva, ha resumido Chacón, “lo llaman ‘gobierno de cambio’, pero es un gobierno de transición hacia la nada en el que antes que los intereses de la ciudadanía está el culebrón PSOE-Podemos y los posibles pactos postelectorales”.

Chacón ha criticado en primer lugar “la falta de proyecto económico que pueda atraer inversión y empleo y basado en ideas ‘brillantes’ como subir los impuestos a quienes generan crecimiento, que son las empresas”; cientos de pequeñas empresas, comercios y oficinas han empezado a pagar el doble de IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles”. Otras medidas “destacadas”, ha ironizado Chacón, han sido “los ‘chuskis’ y los huertos urbanos como alternativa para personas desempleadas”.

Es “lamentable” el “desastre” en la dirección del área de Cultura y Turismo, motor fundamental de la ciudad, ha dicho Chacón, poniendo como ejemplos de esa mala gestión “la supresión de todas las subvenciones a entidades culturales, la fallida contratación de la cabalgata Cervantina –caso Morboria-, la falta de control de los tickets de Navidad, los reparos de la Intervención Municipal a lo gastado en eventos como el ‘Don Juan’, la desaparición de acontecimientos como la Noche en Blanco o el hecho de que en el presupuesto se contemple una reducción de los ingresos por visitas turísticas”. Añade Chacón la lástima que supone que el Ayuntamiento presidido por Rodríguez Palacios “no esté sabiendo aprovechar el IV Centenario de la Muerte de Cervantes para reivindicar Alcalá”. Tampoco hay visión de futuro, porque “no se han puesto a trabajar en el V Centenario de la Muerte de Cisneros que conmemoraremos el año próximo y cuando hemos intentado colaborar hemos recibido, el Grupo Popular y la propia Comunidad de Madrid, graves insultos por parte del alcalde”, ha recordado Chacón.

Sin transparencia, pero con sectarismo

 

En tercer lugar, el portavoz popular ha puesto de manifiesto “la más absoluta falta de transparencia y rendición de cuentas por parte del tripartito. No hay rastro de las agendas del gobierno, no se facilita información y nada se sabe del Portal de Transparencia que tendría que estar operativo desde hace más de medio año”. Chacón ha destacado que, es este asunto de la transparencia en la gestión, “el tripartito incumple sus propios acuerdos de gobierno, como la anunciada comisión para eliminar las externalizaciones, que se ha reunido solo una vez para su constitución”. La falta de transparencia no es solo una queja de la oposición, sino que la organización Transparencia Internacional dice que el Ayuntamiento de Alcalá no cumple en materia de transparencia de las contrataciones. “La transparencia es el gran agujero de este gobierno –ha asegurado Chacón-, que en vez de poner ‘paredes de cristal’ en el Ayuntamiento están ahumando las ventanas para que los ciudadanos vean solo lo que el gobierno quiere”.

Respeto a la contratación de asesores, “se trata de un capítulo que merece capítulo aparte porque, no solo no se han reducido, sino que se han incrementado hasta llegar a duplicar los puestos de confianza y altos cargos de libre designación con los que cuenta el ejecutivo de Rodríguez Palacios”, a cuyas retribuciones se destina más dinero que a las ayudas de emergencia social.

Como cuarto eje del balance, Chacón se ha referido a la “soberbia y sectarismo del alcalde”, de la que “la última prueba es lo ocurrido en el pleno de Presupuestos del pasado viernes, que fue una completa falta de respeto”. Dicho pleno se convocó por primera vez en la historia de este Ayuntamiento, en sesión extraordinaria y urgente, sin justificar dicha urgencia y, por tanto, incumpliendo los plazos. Chacón ha confirmado que se están valorando las diversas acciones que se pueden llevar a cabo, tanto en el ámbito del propio Consistorio como desde el punto de vista judicial, “aunque no tomaremos decisiones hasta que no pasen las Elecciones Generales, con el fin de que no se mezcle el asunto con el debate electoral”.

No ha sido el único caso en el que el alcalde ha hecho abuso de su autoridad, puesto que Chacón ha recordado “cuando nos impidió debatir en el Pleno el Plan de Choque del tripartito que, por otro lado, es otros de los flagrantes incumplimientos, como el de establecer Presupuestos Participativos, que ni los ha habido en 2016 ni los habrá en 2017”.

En definitiva, un “balance pobre y negativo para Alcalá que debería hacer reflexionar al alcalde”, ha concluido Chacón.