Fotografía de Ricardo Espinosa

Un total de 82 residentes (médicos, enfermeros, farmacéuticos y psicólogos) han iniciado su formación en el Hospital Universitario Príncipe de Asturias (HUPA). Los residentes se han incorporado a 31 especialidades del Área Médica, Quirúrgica, Farmacia, Enfermería y Psicología, donde también han empezado a recibir formación por parte de los residentes de Medicina y Enfermería Familiar y Comunitaria, que ya realizan estas funciones.

El director gerente del HUPA, Félix Bravo, ha dado las gracias a los residentes por haber elegido este centro y ha destacado “la motivación” como uno de “los requisitos más importantes para ser un buen residente”. Por otro lado, ha resaltado la importancia del desarrollo no sólo como profesionales de la sanidad, sino también de tener empatía con el paciente.

En este sentido, las subdirectoras Raquel Martínez (Medicina) y Mª Ángeles Martín (Enfermería) también han destacado la importancia del paciente como “centro de atención” y “el desarrollo formativo y de investigación del residente en este contexto”.

Por su parte, la jefe de Estudios, Susana Medina, ha explicado que durante la primera fase van a recibir formación en Urgencias, sobre aspectos organizativos y funcionales, así como sesiones sobre protección radiológica, seguridad laboral o gestores bibliográficos para consulta de publicaciones científicas.

Este proceso formativo de los residentes contará con Sergio Aznar, tutor de residentes de Medicina Familiar y Comunitaria, y estará coordinado de forma permanente por la Comisión de Docencia, formada por tutores y residentes de las diferentes especialidades y presidida por la jefe de Estudios.