La reciente publicación por parte de un medio de tirada nacional de la lista roja de los grandes municipios españoles que todavía carecen de presupuesto, entre los cuales, y como viene siendo pauta durante los últimos años figura el nuestro – lo extraño hubiera sido que se hablase alguna bien de la política complutense fuera de nuestras fronteras-, nos ha permitido conocer el anuncio por parte del edil de Hacienda Fernando Fernández Lara, de la futura publicación de las cuentas municipales.

Aventuro a afirmar que, de salir adelante, será el único presupuesto de la legislatura, así que de ahora en adelante, me referiré a él como “El Presupuesto”, y que será prorrogado todas y cuantas veces quiera la Diosa política.

Unas cuentas reales –¡¡¡Coñóoooooo todo lo reales que tú quieras machote!!!– basadas en que el 2.3% de dichas cuentas se dedicarán a la inversión……… joder, joder, joder, ni estación de autobuses, ni carril bici como dios manda, ni na de na…….

No hay que ser muy listo, para poder subir el capítulo de inversión en un 50%. Se revisa el salario del Club de los 26, se adecua su salario a la realidad de su trabajo y producción y bualá: por arte de magia nos encontramos con que el capítulo de infraestructuras ha parido: tenemos 6 milloncetes para por lo menos poder tapar un bachecillo en los maltrechos lomos de burra de espartales, reyes católicos o el Ensanche, por sólo poner un ejemplo de las depauperadas infraestructuras locales.

Pero naa de naa…… El chico de San Gabriel y la tropa del coleta, en su afán de “dejarlo como está”, han optado por la paz social y que el Club de los 26 mantenga su status…… joder, joder joder……… ¡¡¡cachís!!!, no hubo ningún listo que el pasado Viernes le cuestionase al chico de los quevedos en la Plaza de Cervantes sobre los privilegios de “la casta municipal complutense” empesebrada en mi pueblo y alimentada por su propia tropa.

Seguro que Errejón no tendrá problema en tirar del diccionario Trotskista y gramática parda para encontrarle una justificación moral, basada en el justo trabajo así como en el enriquecimiento lícito de aquellos que se lo curran.

Lo que también me ha molado de la presentación presupuestaria del Mequero Fernández Lara, ha sido la facilidad con la que el Ayuntamiento ha situado el listón de los ingresos en los 167.9 millones, joder………. ¿ A qué mola, eh? Ni el más avezado administrador de comunidades de vecinos utiliza el capón con más tiento.

Resulta que los brillantes presupuestos con los que todavía nos gobiernan nuestros políticos – datan de 2013- tenían un boquete que se ha consolidado en el tiempo a modo de préstamo a corto plazo – renovado año a año- que permitía acolchar el boquete de ingreso que entonces estaba cifrado en los 165 pelotes – millones de lereles para entendernos-.

Pues ahora va el de Meco y se nos descuelga con que el nos va a rascar 167.9 millones…. ¿Qué va a hacer el Chico de San Gabriel para conseguir los 167.9 pelotes?

Ahhhhhhh, claro, seguro que el Chico del San Gabriel y la tropa del coleta tienen en mente poner en venta el Convento de Agonizantes, que con el agudo asesoramiento de la consultora de cabecera del coleta,  “House Water Watch Cooper” utilizará un sofisticado procedimiento de compraventa – con un más que sofisticado Leaseback mediante– por el que los alcalaínos seguiremos teniendo Casa Consistorial sin tenerla.

A falta de ver los presupuestos, tengo que decir que los números no me cuadran por ningún lado. Mi visión – muy terrena- no atiende a los números presentados, sino más bien a los lereles reales, y creo que el Sr. Fernández Lara nos va a presentar unos presupuestos adulterados por el abracadabra. Los números reales del consistorio no me cuadran como tampoco me cuadraron los presupuestos de 2013. Estos – los del cambio-, no serán diferentes.

Cuadrar los presupuestos a capón, situando los ingresos a la misma altura que los gastos, es la ingeniería financiera que utiliza cualquier mal aficionado a la contabilidad. Lo complicado es hacerlo al revés, ajustando los gastos al nivel de los ingresos.

Si las expectativas no son reales, el boquete se consolida, y tratándose de administraciones públicas, ya vendrá otro que lo tapará…… y así nos luce el pelo.

Lo de siempre,

Tenemos lo que nos merecemos

 

El Alcalaíno Impenitente