A partir de hoy una de las riquezas más valiosas de la avifauna complutense podrá ser contemplada desde cualquier parte del planeta gracias a la instalación de una webcam en el tejado del Ayuntamiento de Alcalá de Henares.

La iniciativa -que parte de la asociación SEO BirdLife en colaboración con el Ayuntamiento de Alcalá de Henares y el cuerpo de Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid- permitirá seguir la evolución de la crías y de sus padres en directo, a través de Internet, brindando una magnífica oportunidad para conocer en detalle todos los ciclos vitales de estas aves. Se trata de una propuesta de la que podrán beneficiarse tanto internautas particulares como centros educativos o de investigación.

Hoy se ha llevado a cabo una operación de anillamiento y toma de muestras de pollos de cigüeña blanca (cigoñinos) nacidos este año en el nido ubicado en el tejado de la Casa Consistorial. Al acto han acudido el alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, el concejal de Medio Ambiente, Alberto Egido y la directora ejecutiva de SEO/BirdLife, Asunción Ruiz.

El concejal de Medio Ambiente, Alberto Egido, ha querido destacar que las protagonistas son las cigüeñas, que se han convertido en “un emblema de la ciudad y de su riqueza en cuanto a avifauna” y ha agradecido su esfuerzo a SEO BirdLife, ONG proteccionista decana de España.

El alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, por su parte, ha insistido en el valor de la naturaleza de la ciudad complutense “en Alcalá es fácil ver especies que no se ven en otros lugares y es algo a poner en valor, hay un patrimonio de avifauna muy importante y tenemos un largo camino a recorrer con esta organización para proteger nuestro patrimonio natural y hacerlo visible a los 200.000 vecinos y vecinas de la ciudad y a todos los que nos visitan.”

En Alcalá de Henares habita una importantísima colonia de cigüeña blanca, seña de identidad para la ciudad, compuesta por alrededor de 130 nidos ocupados en todo el casco urbano. Entender bien la naturaleza y las costumbres de estas aves resulta clave para garantizar su cuidado y protección en las mejores condiciones.

Estos trabajos permiten conocer el estado de las crías y aportarán en el futuro interesante información sobre la evolución de esta especie protegida.

En este trabajo ha colaborado la Concejalía de Medio Ambiente y ha contado con la participación técnica de la Concejalía de Transparencia e Innovación Social y el asesoramiento de la concejalía de Patrimonio Histórico.