Ganar o descender. Los rojillos tienen que vencer por seis puntos a San Isidro para mantener la categoría de cara a la próxima temporada do el rugby cumple 50 años en la ciudad de Alcalá de Henares. La empresa no será nada fácil ante un buen equipo madrileño que dejó muy claras sus intenciones en el partido de ida. El 23-17 de momento es válido y los visitantes contarán con esa ventaja. La resolución de la eliminatoria se decidirá el próximo sábado 7 de mayo a las 16:00 horas en el Campo de Rugby del IES Antonio Machado.

San Isidro basó su victoria de la ida en una potentísima melé que hizo sufrir mucho al paquete alcalaíno. Después, su pateador juvenil Borja hacía puntos en cada falta de los rojillos. Además, desde atrás aparecía Esteban, ex jugador del Hercesa, dando un buen equilibrio al equipo madrileño en todas sus líneas.

Si de algo pecaron los de San Isidro fue de físico en la última parte de la primera mitad y a lo largo de la segunda donde perdieron una ventaja de 17-0 cosechada en los primeros 20 minutos de juego.

Los madrileños recuperan para la vuelta a su medio melé y capitán Peris, sin duda uno de sus hombres más importantes que no pudo disputar el partido de ida.

Por su parte Alcalá espera enmendar los errores cometidos en el choque de ida donde fue inferior a su rival en melé lo que le privó de tener balones, sobre todo en la primera mitad. Ahora el trabajo se centrará en intentar tener más posesión y ser más incisivos de cara al marcador ya que en la ida estuvieron durante muchos minutos en campo contrario y solo lograron tres puntos.

Los rojillos recuperan para este encuentro a Alberto y Valentín que intentarán aportar lo que faltó en el primer partido tanto en delantera como en tres cuartos.