El pasado domingo, los vecinos y vecinas de Alcalá disfrutaron de un gran espectáculo teatral participativo, El Viaje de Clavileño. Las representaciones comenzaron en la Casa Natal de Cervantes y se organizaron en torno a un sequito formado por 12 actores, que iniciaron su viaje portando a hombros a Clavileño para conducirle hasta la venta donde va a tener lugar el “desencantamiento” de las barbudas.

Durante el recorrido, que finalizó en la Plaza de los Santos Niños, se utilizaron diferentes elementos de fuego y música junto a números circenses. Posteriormente una vez subidos Don Quijote y Sancho Panza a lomos de Clavileño comenzaron a imaginar diferentes locuras que fueron interpretadas por los actores suspendidos de una grúa realizando acrobacias en tela, aro y trapecio. Una voz en off fue situando al público para conducirles hasta el desenlace final de fuego y pirotecnia.

El espectáculo conjugó la fuerza de la música y los efectos con un trabajo actoral-circense de gran potencia visual. Fuego real, baterías secuenciadas, volcanadas y carcasas, con un efecto de humo pusieron el broche a esta representación organizada en el marco de los actos de la conmemoración del IV Centenario de la muerte de Miguel de Cervantes.