Se daban todos los alicientes para vivir en El Val un partido grandioso para la RSD Alcalá: con la afición que se daba cita volcada desde el primer y hasta el último minuto con el equipo, con un merecido homenaje al Juvenil A de la RSD Alcalá que ha conseguido una temporada más la permanencia en la División de Honor, con el Play Off en juego, con el estado del terreno de juego como nunca, con un radiante sol que decoraba una bonita mañana de celebraciones cervantinas en la ciudad…. pero nadie contaba con que el árbitro quisiera ser protagonista y con ello deslucir un disputado partido después de dejar en inferioridad numérica a un Alcalá que se quedó sin fuelle para disputar el partido hasta el pitido final.

Desde el primer minuto el Alcalá, sabedor de lo que se jugaba, quiso maniatar a base de empuje e intensidad a un Navalcarnero que también se jugaba mucho en el envite. Desde el primer minuto el equipo de Fran Blasco buscaba la victoria y encarrilaba el partido después de que un pelotazo largo peleado por Manu, permitía al delantero rojillo con gran potencia, encarar la meta de Diego Barrios para batirle por bajo en su salida (1-0). El gol dio todavía más tranquilidad a un Alcalá que dominaba la situación ante un Navalcarnero que no se encontraba cómodo sobre el terreno de juego ante la buena disposición táctica local. Pese al dominio y sin ocasiones claras de gol, un claro derribo a Mateo en el área, que el colegiado no quiso ver, empezaba a vislumbrar lo que al Alcalá se le vendría encima en la segunda parte con la triste actuación del árbitro. Antes del intermedio, el juego trabado de los últimos minutos de la primera parte perjudicó al Alcalá que daba metros a un Navalcarnero que probó a Juancho con un remate letal a balón parado que el meta rojillo atajó con acierto.

En el arranque de la segunda mitad el Alcalá rondó el segundo gol, pero no pudo encontar el premio justo antes de que el Navalcarnero le diera la vuelta al partido merced a dos zarpaos consecutivos de Berodia que dejaron helado el Val con sendos remates que batieron la meta de Juancho (1-2).El Alcalá acusó el mazazo y veía como el Navalcarnero dominaba la situación en el partido. Pero lo peor estaba por venir, y es que cuando el Alcalá intentaba reaccionar, el árbitro quiso dejarse notar y dejó a los rojillos con 10 después de expulsar a Isra por doble cartulina amarilla, la primera por estimar que “estando por detrás en el marcador” el lateral rojillo estaba perdiendo tiempo en un saque de banda, y la segunda automaticamente después por pedirle literalmente que por favor le “tratara con respeto”. Una vergonzosa decisión del colegiado al que también y como denunciaba el propio Fran Blasco en la rueda de prensa post-partido, sospechosamente se le pudo ver hablando largo y tendido durante el calentamiento con el entrenador del Navalcarnero sobre el césped del Val, algo que llamó poderosamente la atención a todos los asistentes presentes en la grada. La expulsión de Isra propició el debut de otro jugador procedente del Juvenil como era San Juán, pero condicionó el intento de remontada de un Alcalá que se topó con un gran equipo que no perdía el sitio en el terreno de juego. Pese a ello, el Alcalá tuvo el empate en la última jugada del partido después de que un buen control en el área de Manu, fuera rematado por Mancera alto.

Al final, el Alcalá no pudo dedicar la victoria a los aficionados rojillos que acudieron a la llamada y que no pararon de animar durante todo el partido y cuando el equipo más lo necesitaba. La próxima jornada el Alcalá visitará al Atco Pinto.

FICHA DEL PARTIDO

RSD ALCALÁ, 1:  Juancho, Isra (AA-R 68), De la Cuerda, Mancera, Sergio Hdez, Maikel (Valcárcel), Morato (San Juán), Palacios, Mateo, Koke García (Jairo) y Manu.

CDA NAVALCARNERO, 2:   Diego Barrios, Stevens, Álex (Jorge), Sergio, Jose Antonio, Nevado, Berodia (Alonso), Óscar, Joaquín (Moha), Ónega, Chema.

GOLES:   1-0 Manu (7); 1-1 Berodia (55); 1-2 Berodia (60)

ÁRBITRO:  Arias Fernández.

INCIDENCIAS: Partido de Liga de Tercera División Grupo 7 disputado en el Estadio Municipal de El Val ante unos 800 espectadores. En la previa del partido el equipo Juvenil A y todo su cuerpo técnico, eran homenajeados sobre el césped del Val por haber conseguido la permanencia en la División de Honor una temporada más.