En los últimos años, el tratamiento con medicamentos biológicos ha supuesto una revolución para muchas enfermedades crónicas, como las reumáticas y autoinmunes. Los medicamentos biológicos son aquellos que para su fabricación necesitan de organismos vivos, lo que les diferencia de los fármacos que se obtienen por síntesis química. Sin embargo, la reciente llegada de losmedicamentos biosimilares (de origen biotecnológico, producidos de acuerdo a las exigencias de la  Agencia Europea del Medicamento (EMA) referidas a calidad, eficacia y seguridad y que hayan demostrado ser comparables al medicamento innovador de referencia, una vez que la patente ha expirado), está generando muchas preguntas entre los pacientes que en la actualidad están siendo tratados con medicamentos biológicos originarios. La Facultad de Derecho de la UAH acoge hoy una jornada para debatir qué son unos y otros, qué aplicaciones terapéuticas tienen, cuál es el proceso de autorización y qué tipo de regulación está vigente.

Se trata del primer acto centrado en estos medicamentos que organiza la Cátedra “Discapacidad, Enfermedades Crónicas y Accesibilidad a los Derechos” (DECADE-UAH), formada por docentes y alumnos de la Facultad de Derecho y la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP). El objetivo, según Miguel Ángel Ramiro, profesor titular de Filosofía del Derecho y director de la Cátedra DECADE-UAH, es “atender el número de consultas que llegan al servicio de Clínica Legal (CLFD) que ofrecemos, y que en este 2016 ha aumentado”.

La intercambiabilidad de los medicamentos biológicos, una de las mayores preocupaciones entre los pacientes

Todos los medicamentos biológicos son terapias innovadoras que provienen de organismos vivos, por lo que su fabricación es muy compleja e impide que los medicamentos fabricados por compañías diferentes sean copias exactas. En este sentido, la progresiva pérdida de la patente por parte de los biológicos y la reciente irrupción de los biosimilares han generado un debate acerca de su posible intercambiabilidad.

La legislación actual restringe las posibilidades de sustitución de medicamentos biológicos en la prescripción, dispensación y administración. De esta manera, se protege la libertad de prescripción del médico y se garantiza la seguridad del tratamiento para el paciente. Como afirma Miguel Ángel Ramiro, “atendiendo a la legislación vigente, un medicamento biológico no puede ser considerado intercambiable y no puede ser sustituido sin la autorización del médico prescriptor, ya que se quebrantaría el derecho a la protección a la salud reconocido en la Constitución”.

Éstas y otras cuestiones se debatirán a lo largo de la jornada, en la que participarán expertos como Federico Gago, catedrático de la Facultad de Farmacia de la UAH y Antonio Blázquez, Jefe de Servicio en la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.

Sobre la Cátedra “Discapacidad, Enfermedades Crónicas y Accesibilidad a los Derechos” (DECADE-UAH)

La Cátedra DECADE-UAH se creó en 2015 para investigar y promover la atención adecuada de los derechos de las personas con distintas discapacidades y enfermedades crónicas. Los objetivos de la Cátedra DECADE-UAH son la investigación sobre los derechos de las personas con una discapacidad o una enfermedad crónica, y el asesoramiento gratuito a personas y asociaciones sobre el acceso al ejercicio de derechos y sobre igualdad y no discriminación.  Este servicio de asesoramiento es realizado por la CLFD. Los casos se estudian y asesoran por estudiantes de Grado y de Posgrado que son supervisados por profesores de la Facultad de Derecho en todo momento. Los casos de la CLFD de la UAH suponen una fuente inagotable para la Cátedra DECADE-UAH de temas de investigación basada en los problemas de la comunidad.