El concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Alcalá, Markel Gorbea, ha reclamado al alcalde complutense, Javier Rodríguez Palacios (PSOE), que ponga fin a la actitud prepotente y faltona de sus concejales, que han llegado a intentar amedrentar a ciudadanos que le reprochaban en una red social sus insultos. “Alcalá es la ciudad más importante de la Comunidad de Madrid tras la capital. Somos ciudad universitaria, de cultura y tradición literaria. No se pueden tolerar un segundo teniente de Alcalde o un concejal de Hacienda que hacen del insulto su discurso político” – ha dicho Gorbea-.

Los ciudadanos de Alcalá no tienen que pagar las frustraciones y tensiones internas que vive el PSOE complutense tras haber perdido en las pasadas elecciones dos puntos, mientras que el PP crecía 5,5 puntos y casi 10.000 votos en tan solo siete meses. “Entendemos que el alcalde vive una situación delicada tras ser responsable directo, como vicesecretario general del Partido Socialista de Madrid, del fracaso de su partido en la Comunidad de Madrid, donde es cuarta fuerza por debajo de Podemos y Ciudadanos, pero no creemos que el ‘matonismo político’ sea la mejor solución”, señala Gorbea.

Sería conveniente, añade, que en el nuevo año que entra, Javier Rodríguez Palacios hiciera una “profunda reflexión sobre si quiere que la imagen de su gobierno sea el de la exaltación y los malos modos hasta con los vecinos, o prefiere ir hacia un diálogo sereno y sensato. Las urnas han demostrado que el insulto y las faltas de respeto no conducen a un mayor respaldo social”.

El edil popular contrapone la forma de actuar de algunos ediles del PSOE con la de sus socios de Somos Alcalá. “Mientras el portavoz del grupo Somos Alcalá, Alberto Egido, ha demostrado respeto y una sincera voluntad de diálogo, el portavoz del Grupo Socialista, Fernando Fernández Lara y el segundo teniente de alcalde reinciden en la ofensa y el insulto a los concejales de la oposición e, incluso, a ciudadanos que les critican por ello”, dice.

Por ello, “pedimos al PSOE prudencia y respeto y que asuman que tienen mirar por encima de los intereses de su partido porque como gobierno representan a todos los alcalaínos. No pueden basar su política en el ataque continuo a la primera fuerza de esta ciudad y que se acaba de demostrar que tiene mucho más apoyo de los vecinos que el Gobierno municipal.”, concluye Markel Gorbea.