cambioclimáticoSegún ecologistas en acción, el cambio climático ya no es cuestión de debate: se ha convertido en una realidad. Los peores efectos de este cambio todavía están por llegar. Así pues, podemos enfrentarnos a un mundo con incertidumbres nuevas que requieren modelos de desarrollo diferentes a los establecidos hasta este momento. Este cambio de modelo de sociedad abarca aspectos globales, pero también aspectos locales. Desde Ecologistas en Acción-Alcalá se considera necesaria la suma a las Marchas Ciudadanas por el Clima, al tiempo que se señalan los posibles cambios en el modelo local de ciudad.

Para ecologistas en acción, el cambio climático es una realidad no se cuestiona ya, ni siquiera en determinados ámbitos científicos que antaño se mostraban escépticos. Sin embargo, las respuestas a los nuevos retos, a la incertidumbre hacia la que se dirige el planeta, siguen siendo un tema de debate bastante acalorado. Las diferentes alternativas van desde las personas que pretenden seguir aferrándose a un modelo de consumo capitalista, hasta aquellas organizaciones sociales que proponen un cambio radical de modelo de sociedad, un cambio que tenga en cuenta el compromiso al que la Naturaleza nos reta: considerar un nuevo modelo productivo que llegue a un equilibrio estable con la conservación de recursos naturales, que permita el desarrollo de los procesos de los ecosistemas de manera respetuosa y sostenible.

Pero este reto también tiene un lado social. Numerosas poblaciones humanas se encuentran sometidas a los efectos del cambio climático, sin haber contribuido a las causas que lo han provocado. Ecologistas en acción mantiene que el reto está en cómo desarrollar un discurso que no genere más desigualdad y pobreza, que evite los conflictos entre occidente y oriente, orquestados al amparo de la acumulación de los recursos naturales que van siendo escasos y las fuentes energéticas, como el petróleo, que anuncian ya su incipiente agotamiento.

En la gestión de estos problemas se recurre a políticas globales. Pero también es necesario recurrir a todos los agentes implicados de forma local. Las ciudades, los pueblos, deben tener en mente un nuevo modelo que les permita llegar a conseguir núcleos habitables, menos consumidores de recursos y energía, que ofrezcan calidad de vida para las personas que los habitan. Este es el gran reto que la Humanidad tiene, siendo eje fundamental el compromiso entre la utilización de recursos para el desarrollo humano y la conservación de los recursos naturales del planeta para su correcto funcionamiento.

Ecologistas en Acción-Alcalá hace su propuesta local de un nuevo modelo de ciudad e invita a los diferentes agentes locales a ser motores de este cambio. Especialmente, invita a los gobernantes locales a desarrollar políticas que se dirijan a la consecución de una ciudad tranquila, donde los residuos, el tráfico, el abastecimiento de alimentos, la utilización de energía, se hagan de forma sostenible. Desde Ecologistas en acción se insta a la clase política a considerar aquellos proyectos que son de máxima urgencia, como la gestión de residuos, reconduciéndolos hacia modelos alternativos, como pueden ser las experiencias de Residuo Cero, que ya se están llevando a cabo en muchas ciudades del mundo. Esta es solo una propuesta, pero hay muchas más.