En una nota de prensa emitida por el colectivo de trabajadores de las Oficinas de turismo de nuestra ciudad, se anuncia que éstos dejarán de prestar sus servicios con fecha del 9 de noviembre, tras haber recibido una notificación con  tan solo 24 horas de anticipación.

El servicio de información turística fue externalizado en el año 2010 y los empleados han llevado a cabo su labor hasta el día de ayer en condiciones laborales y contractuales precarias. Los requisitos exigidos para acceder a estos puestos de trabajo incluían estudios superiores relacionados con Turismo, Historia, Traducción e Interpretación, nivel B2 de al menos dos idiomas, así como buena presencia y exquisita formación en atención al cliente.

El colectivo desconoce si hay previsto un relevo por parte de personal con la titulación y el nivel de estudios requerido para este servicio.

Dado que se trata de un servicio público esencial y de alto interés para nuestra ciudad, Patrimonio de la Humanidad, el colectivo considera oportuno dar a conocer esta situación.