Publicado en La Información de Madrid el 10 de Junio de 1994, escrito por Rosa María García.

 

La organización conservacionista ADENA / WWF (Fondo Mundial para la Naturaleza) presentó ayer en el vivero forestal “El Encía” de Alcalá de Henares su Programa Forestal, en el que aporta medidas eficaces para paliar el problema de deforestación  y el peligro de desertización que actualmente sufre nuestro país.

Los datos de ADENA / WWF reflejan una alarmante situación: en los últimos 35 años el fuego ha arrasado en España cerca de 20 por ciento de nuestros bosques, una superficie superior a la provincia de Sevilla. En concreto, durante el periodo comprendido entre 1980 y 1990, España fue el país de la costa mediterránea  europea más afectado por los incendios, presentando una media anual de 235.000 hectáreas arrasadas o dañadas por el fuego. En cuánto a la erosión, este problema afecta al 25 por ciento del territorio nacional.

La creación de viveros forestales de planta autóctona, el desarrollo de nuevas campañas de repoblación, la definición de medidas concretas de actuación para evitar los incendios forestales, la puesta en marcha de un programa educativo sobre el bosque mediterráneo, así como la creación del Club del Árbol, son las cinco medidas propuestas por la organización, e incluidas en su programa, para incrementar la superficie boscosa. El Club del Árbol es la iniciativa más ambiciosa, ya que promoverá la participación de los ciudadanos en tareas forestales. A través de la venta de acciones del club, por un precio de 2.500 pesetas cada acción, los miembros divididos en “pim -pollos” (hasta los 14 años), “frondosos” (de 15 a 50) “nobles” (a partir de los51 años” podrán ser titulares de uno o varios árboles de su Comunidad, y participar activamente en un programa teóricamente-práctico de conservación de los ecosistemas forestales. En su primera fase, esta iniciativa se desarrollará en la CAM, aunque ADENA / WWF estudia extender el proyecto por toda España.

En el acto oficial de presentación, estuvieron presentes, el consejero de economía de la CAM, José Luis Fernández Noriega y el director de ICONA, Fernando Estirado, deforestación y desertización