Ecologistas en acción ha hecho publico el siguiente comunicado de prensa:

Cuando se cumplen cien días del gobierno de Cristina Cifuentes, Ecologistas en Acción y la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) lamentan haber sido excluidos del grupo técnico de trabajo sobre la Ley del Suelo de la Comunidad de Madrid. Este grupo, que el martes 6 de octubre se reunirá por tercera vez, está formado mayoritariamente por los altos cargos que han venido propiciando las grandes operaciones especulativas y el actual modelo urbanístico desarrollista

El 28 de junio se constituyó el gobierno de Cristina Cifuentes. Cien días después, Ecologistas en Acción y la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) han lamentado que el nuevo texto que sustituirá a la actual Ley del Suelo se empiece a discutir al margen de los colectivos sociales. Se trata de una ley con gran repercusión social y ambiental, ya que influye tanto en la disponibilidad de viviendas y dotaciones públicas como en los usos del territorio y, por tanto, en su protección.

La Ley del Suelo vigente se aprobó en 200. Desde entonces, se ha venido modificando casi todos los años, incluyendo añadidos que responden a intereses particulares, en detrimento del interés general. Baste recordar las modificaciones que se incluyeron en 2007 para permitir la construcción, en suelo protegido, de campos de golf en la finca pública El Encín, en Alcalá de Henares, destinada a la investigación agroalimentaria. En 2010 se permitió la venta de viviendas públicas a entidades privadas, lo que ha propiciado una oleada de desahucios. En 2011 se redujo drásticamente el porcentaje de cesiones de suelo, por parte de los promotores a los ayuntamientos, para dotaciones públicas. Las cesiones de suelo a la Comunidad de Madrid para construir viviendas de integración social (necesarias en situaciones de realojos, desahucios y otras emergencias sociales) se eliminaron completamente.

Uno de los primeros anuncios de Cristina Cifuentes y del consejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, Jaime González Taboada, fue su intención de redactar una nueva Ley del Suelo en un proceso transparente y participativo. Con este fin se han creado dos grupos de trabajo, uno político y otro técnico. El primero está formado por miembros de los diferentes partidos con representación parlamentaria, el Colegio de Arquitectos de Madrid y la Federación Madrileña de Municipios.

El grupo técnico, en contra de lo que cabría pensar, no está formado por personal especializado, sino político. La mayoría de sus miembros son subdirectores generales y cargos de confianza. Se trata de las mismas personas que con sus informes favorables han venido permitiendo las grandes operaciones especulativas y el urbanismo desarrollista que se ha ejecutado en la región.

Por el contrario, los colectivos sociales que han estado denunciando esa forma de hacer urbanismo y que han obtenido importantes triunfos en los tribunales, han quedado excluidos de ese grupo de trabajo. Ecologistas en Acción y la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid acumulan suficiente conocimiento técnico, social y territorial como para ser tenidos en cuenta. Por ello, consideran que no existen razones objetivas para haber sido excluidos. No obstante, esperan que la situación se reconduzca y sean integradas en este grupo técnico que el martes 6 de octubre se reunirá por tercera vez. Mientras tanto, están colaborando con los grupos parlamentarios que se lo han solicitado.