La PAH ha emitido el siguiente comunicado de prensa en el que denuncia que la Oficina de intermediación de la Vivienda creada por el consistorio, no solucionará los problemas que existen en la ciudad:

Hace dos años y medio, cuando en el Pleno del Ayuntamiento de Alcalá de Henares se aprobó la creación de una Oficina de Intermediación Hipotecaria junto con el Colegio de Abogados de Alcalá de Henares, desde nuestra plataforma ya mostramos nuestro escepticismo ante la utilidad de esta medida: la ley está en contra de las personas afectadas por la hipoteca, y las soluciones llegan mediante la presión del colectivo a las entidades financieras. También nos preguntamos entonces cuántas viviendas se podrían alquilar o rehabilitar en nuestra ciudad con los 100.000 euros anuales que costaba aquel convenio con el ICAAH.

En cualquier caso, esta oficina no resuelve los problemas habitacionales. Y es perfectamente compatible con la reivindicación que seguimos manteniendo con la acampada de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca en la Plaza de Cervantes: la creación de un parque de vivienda municipal en alquiler social y la habilitación de viviendas de emergencia para las situaciones de falta de alternativa. Una oficina de intermediación hipotecaria, como su nombre indica, no resuelve los problemas de vivienda no hipotecarios: los de aquellos vecinos que no pueden afrontar el alquiler, como nuestros compañeros Jenny y Juan Carlos; los de aquellos que ya han sido desahuciados por no poder pagar el alquiler, como Ramón, Yolanda y sus dos hijos; o los de aquellos como Susi y sus dos hijos menores, sin vivienda, que no pueden acceder siquiera a un contrato de arrendamiento y van de casa en casa de sus familiares.

Mientras se inaugura la oficina, nuestras compañeras, como otros muchos vecinos de Alcalá, continúan sin recibir soluciones desde la Concejalía de Vivienda. En la acampada seguimos aguantando el frío, la lluvia y la falta a la verdad de la concejala cuando afirma que ya se han ofrecido soluciones a los casos más graves que conocemos desde la plataforma. Mientras se inaugura la oficina, nuestro compañero Ramón duerme cada día en la acampada porque es el único lugar que le queda tras ser desahuciado el 16 de septiembre, y nuestra compañera Susi va cada día de casa en casa de familiares que puedan acoger a sus hijos. Del mismo modo que en anteriores reuniones ya le trasladamos nuestras preocupaciones sobre el alquiler, se le habrían trasladado con mucho gusto a la concejala de Vivienda los motivos que nos hacen dudar de la utilidad última de esta oficina, de habernos solicitado nuestra opinión al respecto. Nuestra PAH siempre se ha ofrecido a colaborar en la búsqueda de soluciones.

Lamentamos, sin embargo, que lo que la concejala nos prometió como una mesa abierta a los movimientos sociales en la que se iban a tratar los problemas de vivienda de nuestra ciudad se haya transformado en solo dos meses en la misma oficina de intermediación hipotecaria aprobada hace ya dos años y medio; en esta ocasión, sin conocer aún cuánto costará a las arcas municipales el acuerdo marco firmado con el Colegio de Abogados. Con los 100.000 euros anuales de hace dos años y medio se podían haber rehabilitado las viviendas en propiedad del Ayuntamiento y el Ivima que permanecen vacías en nuestra ciudad. Mientras no se atienda el problema urgente de falta de vivienda que sufren nuestras vecinas, seguiremos reivindicando la única solución que en la actualidad puede solventar este drama: la existencia de un parque público de vivienda municipal en alquiler, accesible a todas las personas independientemente de sus ingresos. Ninguna reivindicación antisistema, sino el mismo derecho a una vivienda digna que propugnan nuestra Constitución y la Declaración Universal de Derechos Humanos.