Etiquetas

, , ,

Fotografía de Ricardo Espinosa Ibeas. Prohibida su reproducción total o parcial sin el expreso consentimiento del autor

Recientemente he recibido alguna que otra crítica por no comentar la imputación de Javier Bello en el procedimiento que tiene abierto el Juzgado de Instrucción nº6 de nuestra ciudad. La razón es sencilla: la “imputación” de Javier Bello es algo que me parece tan sumamente asqueroso y nauseabundo, que he preferido en cierta manera pasar de largo.

Otros –mejores que yo- ,han hilado más fino y han sido capaces de apretar las clavijas al ya ex Alcalde con algo tan sencillo como la realidad del día a día.

Muy cierto; como ya he dicho anteriormente,  el tema me parece asqueroso.  También he manifestado en otras ocasiones que creo haber sido el primero – o de los primeros- en denunciar que el ahora imputado ex Alcalde – designado no elegido- de Alcalá de Henares,  no tenía ninguno de los mimbres necesarios para ocupar el sillón en el que aposentaba sus posaderas, y que si estaba allí era merced a las caprichosas carambolas de un destino que podría también depararle un futuro bastante“más realista y menos rimbombante”.

Todo esto es muy fácil decirlo ahora, cuando el paso del tiempo y el devenir de los acontecimientos ha destapado muchas de las miserias que al parece escondía Bello – no era tan fácil cuando Bello ocupaba el sillón-, y quizá esa sea la razón por la que me cuesta tanto hacer leña del árbol caído. Creo que la leña hay que hacerla en su momento – pero claro, soy la persona menos política del mundo- , lo que nos habría evitado a los complutenses más de un quebradero de cabeza acompañado también de su correspondiente quebranto económico – según dicen los rosas-.

Tenemos lo que nos merecemos, y nos lo merecemos porque nos lo hemos buscado. Cuando en Marzo de 2011 se anunció que Javier Bello ocuparía el segundo lugar en la lista popular, todo fueron parabienes hacia un completo desconocido que nunca había demostrado nada y con un pasado sin aclarar. Somos tan ignorantes de creer que todavía se puede sacar un conejo de la chistera, conejo que si los magentas están acertados, resultará ser sapo.

Si realmente la denuncia de los de UPyD tiene base jurídica,  tod@s sin excepción tendremos que agradecer tanto a Avendaño como a Rubio su insistencia y su ánimo de poner luces en el escenario… pero creo que también hay que recriminarles – a los magentas-, su escasa diligencia en el trabajo, ya que de haber sido aplicados, Javier Bello no habría tenido posibilidad de llevar a cabo los hechos que ellos mismos han tenido que denunciar. Aún así, creo que es de recibo descubrirse ante los rosas, porque han demostrado que una cosa es hacerse los tontos y otra muy distinta, ser “chuleados”.

Los rosas están empeñados en demostrar que a ellos Bello no les chulea, y si finalmente la justicia les da la razón, dejarán ver que la política va más allá del mamoneo del “fair play del guachi piruli”, y sentarán cátedra, porque tan culpable es el mamón, como aquellos que vuelven la vista atrás ante el mamoneo.

Pero, ¿Por qué la denuncia sólo la han presentado los de UPyD? ¿Dónde estaba – mientras Bello supuestamente cometía tropelías -ese nuevo mesías que ahora tenemos por Alcalde? ¿Qué ha hecho Javier Rodríguez Palacios por los intereses de los alcalaínos? ¿Y Pilar Fernández? ¿Dónde estaban todos ellos?……..

Pues muy sencillo, todos ellos estaban “con el culo puesto en la silla haciendo amiguetes” a costa de nuestros impuestos. Ahora es muy fácil poner las Instituciones al servicio de la Justicia, pero ¿Por qué Javier Rodríguez Palacios no ha presentado una denuncia como si lo hizo Anselmo Avendaño?

Los delitos se pueden cometer por acción, u omisión, y el grado de responsabilidad no sólo le atañe al que lo comete, también de alguna u otra medida le atañe a los que están cerca, que no sólo son“señores que pasan por allí”.

Capítulo aparte en esta opereta merece la figura del Interventor Municipal, funcionario al que la ley reserva el papel de controlador interno de la gestión económico financiera del Ayuntamiento, informando sobre la legalidad de cada ingreso, gasto o pago.

Dice el runrún local, que el Interventor del Ayuntamiento de Alcalá de Henares estaría utilizando el informe que – según el mismo runrún– le ha solicitado el Juzgado de Instrucción nº6, como un jabón con el que estaría frotándose las manos cual Poncio Pilato, para quedar limpio, limpito.

No estaría de más que en aras del interés general de los ciudadanos, el Interventor diese un par de explicaciones a los que le aflojamos ese sueldo extraterrestre que dicen que percibe, sobre las razones que le han impedido plantarse ante sus superiores dando las lógicas explicaciones a tan elevado número de reparos. . Malos funcionarios tenemos cuando sólo se dignan a facilitar aclaraciones, procedimiento judicial mediante.

Si como parecen afirmar los rosas en su denuncia, – y fuese cierto- los complutenses hemos sido chuleados por Javier Bello……la justicia deberá recaer sobre Bello con todo su peso, y Bello deberá responder por todas las posibles tropelías que hubiese cometido, resarciendo a los alcalaínos con su propio patrimonio hasta cubrir el último de los centimos por él quebrantado.

Eso sí; si como dice Javier Bello, Anselmo Avendaño y Ricardo Rubio hubiesen actuado con resentimiento y rencor y su denuncia careciese de base jurídica…….. éstos, tampoco deberán irse de rositas – valga la redundancia-.

En el otro lado, tenemos a “los nobilísimos” señores receptores de la pasta envenenada del Sr. Bello, y en concreto dos medios locales. Nobilísimos, nobilísimos, pero parte indispensable en la opereta dirigida por el ex primer edil por designación – eso sí, siempre que la justicia le dé la razón a los magenta-, y sin cuya participación habría sido imposible que la opereta subiese el telón.

Nuestro Tribunal Supremo siempre ha sido un pelín mojigato a la hora de establecer una doctrina consensuada sobre el papel de este tipo de actores, pero tontos seríamos nosotros los complutenses si no emitiésemos nuestro propio juicio de valor al respecto.

Lo de siempre,

 

Tenemos lo que nos merecemos

elalcalainoimpenitente@outlook.es

 

Anuncios