El actual cuño de la palabra salario, tiene su acepción en época romana. La sal – el oro gris de muchas épocas-, era tremendamente valorada por su elevado número de aplicaciones. Los soldados romanos que defendían la Vía Salaria – vía que unía las minas salinas de Ostia con Roma- elegían con frecuencia que su soldada fuese abonada en especie mediante sal, de ahí la palabra salario.

Y suelto esta perorata, porque me la tengo que envainar. Hace apenas tres días me tiré a la yugular de los chicos de Somos Alcalá, precisamente por la tibieza con la que han tratado un tema que era una de las propuestas estrella de su programa electoral.

He sido de los que más ha criticado los estratosféricos salarios de la corporación cuando la remuneración de Javier Bello se situaba en los algo más de 100.000€, así como la de los tenientes Alcalde en ochentaymuchos mil……

Los ochenta mil que supusieron la aplicación de la ley Montoro para la administración local, me parecen más ajustados a la realidad de una de las grandes ciudades de España, como es Alcalá, pero me parecía lacerante, que los chicos de Somos Alcalá hicieran mutis por el foro, cuando en la campaña electoral se caracterizaron precisamente por hacer de éste tema uno de sus principales puntales de campaña.

Dicen que la rectificación es de sabios, pero como yo no lo soy, creo que tengo que ser humilde, reconocer mi visceralidad – y por consiguiente mi error- y felicitar a los chicos de Somos Alcalá por su iniciativa, que zanja y cierra cualquier tipo de duda.

Reconozco  las sutilezas de un periodo marcado por “papeles que lo aguantan todo”, han hecho mella tanto en mí como en buena parte de la sociedad alcalaína, de ahí la desconfianza.

Creo que yo – y otros muchos-, tenemos que enmendar la forma en cómo les hemos echado en cara a los Somos…….. la pasta del salario.

Y ya por último, estaría bien que el portavoz del Partido Popular, Javier Bello, -imputado por el Juzgado de Instrucción nº6 de Alcalá por el asunto de los pagos en publicidad institucional-, así como el Portavoz de ciudadanos, Miguel Angel Lezcano, explicasen porque han votado en contra de una medida que supone un gran beneficio y ahorro para la ciudad.

El “y tu más” o “¿por qué yo menos?, no es un argumento lo suficientemente sólido. Estaría bien que uno y otro aclaresen que intereses les han movido a votar en contra de una medida que supone un claro beneficio para todos – evidentemente no para ellos, que son “los políticos”-.

Creo que hoy sobra mi habitual despedida con el consabido, Tenemos lo que nos merecemos.

Mis disculpas – y también felicitaciones por haber sabido ser consecuentes con su programa electoral-, para Alberto, Brianda, Suso, Laura, Javier y Olga. Creo que también es de justicia hacer extensible la feclicitación tanto al portavoz de España2000 en el consistorio, Rafael Ripoll, como a los socialistas de Alcalá.

 

El Alcalaíno Impenitente

elalcalainoimpenitente@outlook.es

 

 

Anuncios