La Delegación del Gobierno en Madrid ha requerido al Ayuntamiento de Alcalá de Henares la anulación de diversas medidas sobre condiciones de trabajo del personal municipal que el anterior equipo de gobierno del PP había aprobado el 11 de Mayo de 2015, en pleno periodo electoral.

Esta anulación, que ha sido aprobada ya por la Junta de Gobierno Local el pasado 31 de agosto, afecta principalmente a tres medidas. La primera de ellas, el disfrute de 15 minutos de flexibilidad en el inicio de la jornada de trabajo, por entender, según consta en la resolución de la Delegación del Gobierno, que esa decisión afecta al promedio  de 37’5 horas semanales de trabajo efectivo. La segunda de ellas, relativa al disfrute de un día adicional de permiso por traslado de domicilio, ha sido anulada debido a que la Corporación Municipal no tiene competencias para celebrar este tipo de acuerdos con los representantes de los trabajadores. Y, en tercer lugar, la Delegación del Gobierno también anula la prolongación de permanencia en servicio activo del personal laboral al ser ésta contraria a lo establecido en el Estatuto de los Trabajadores.