El Salón de actos de la Casa de Socorro de la calle Santiago se queda pequeño ante la asistencia masiva de personas interesadas en conocer los preacuerdos alcanzados entre Somos Alcalá y el PSOE complutense.

Más de 400 medidas han sido confirmadas entre ambas formaciones, muchas de ellas de marcado carácter social, como el Plan de Choque propuesto por la Agrupación de Electores que contempla -entre otras medidas urgentes- garantizar el derecho a la alimentación, detener las privatizaciones o la reducción de privilegios de los políticos.

El acto informativo organizado por Somos Alcalá en la tarde de ayer respondió con creces a la expectación que había suscitado los días previos. En consonancia con la línea de transparencia practicada por la Agrupación de Electores, la cita ha servido para exponer ante la ciudadanía el resultado de las conversaciones mantenidas con los distintos grupos políticos democráticos con representación en el Ayuntamiento de Alcalá de Henares, tras la celebración de las pasadas elecciones municipales.

Concluida la ronda de contactos numerosas propuestas incluidas en el Programa Electoral de Somos Alcalá han sido recibidas en buena sintonía por el PSOE complutense. Lo que se ha traducido en importantes preacuerdos entre los dos grupos políticos para la próxima legislatura. Unos compromisos que deberán ser refrendados mediante la votación abierta a la participación de las vecinas y vecinos, que se celebra entre hoy y mañana en la sede de Somos Alcalá, situada en el número 20 de la calle Cardenal Tenorio, en pleno centro histórico.

Sin lugar a dudas una de las medidas propuestas por Somos Alcalá que mayor interés ha suscitado, debido a su fuerte significado social, es el denominado Plan de Choque: un compendio de medidas urgentes y necesarias para comenzar a paliar la difícil situación por la que atraviesa una parte importante de la ciudadanía y también para instaurar medidas que garanticen la práctica de una democracia más abierta y transparente en el consistorio alcalaíno.

Dividido en dos bloques, este plan se presenta como un compromiso de gobierno entre ambas formaciones. La primera parte, bajo el título de “Rescate Ciudadano”, desarrolla un total de siete medidas urgentes, concebidas para ofrecer soluciones a los problemas reales de las ciudadanas y ciudadanos que están sufriendo con mayor dureza el impacto de la crisis económica. Entre estas medidas se incluye promover el derecho a la vivienda, ofrecer cobertura energética a quienes carezcan de este tipo de servicios esenciales, atender los hogares con todos sus miembros en situación de desempleo o instaurar medidas urgentes para la inserción laboral de jóvenes, mujeres, mayores de 55 años, personas con diversidad funcional y parados de larga duración.

La segunda parte, denominada “Democracia y Transparencia”, contempla la adopción de medidas encaminadas a garantizar la máxima claridad en todas aquellas cuestiones que tienen que ver con la política municipal. Entre los puntos que se incluyen en este apartado destacan la realización de una auditoría ciudadana de la deuda económica del Ayuntamiento, instaurar mecanismos de control para mejorar la racionalización y sostenibilidad de la Administración Local, creación de una comisión para el rescate de los servicios públicos privatizados y elaborar un nuevo sistema de retribuciones para los cargos electos y puestos políticos de elección directa. En este sentido cabe destacar el compromiso electoral adquirido por Somos Alcalá por el cual ninguno de sus cargos percibirá más de tres veces el Salario Mínimo Interprofesional neto, mientras que el PSOE complutense se ha comprometido a reducir en un 20% sus emolumentos.

La acogida de estas propuestas ha resultado muy positiva. Ahora sólo resta que la ciudadanía se pronuncie y decida qué escenario político y social desean para los próximos cuatro años en Alcalá de Henares.