Izquierda Unida esboza en su programa electoral las principales características de lo que entienden sería su ciudad ideal: “Queremos un modelo de ciudad que reconoce la diferencia, que persigue la igualdad y que atiende las necesidades de todos los sectores sociales desde el respeto y la búsqueda del equilibrio justo y equitativo. Ciudades que aspiran a la igualdad entre mujeres y hombres, que huyen de la discriminación de cualquier género, que están pensadas para los mayores, los niños y los jóvenes”.

Pilar Fernández Herrador, candidata de IU a la alcaldía de Alcalá de Henares, ha hablado hoy de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres. En  este sentido, ha manifestado que “la lucha por la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres constituye una seña de identidad de IU desde su nacimiento”. En consecuencia, si los alcalaínos nos prestan su confianza pueden estar seguros de que favoreceremos políticas activas que promuevan y

fomenten la discriminación positiva en todos los ámbitos de las relaciones sociales. Una importante herramienta será la promoción de campañas educativas contra la violencia de género.

Y en este campo los medios de comunicación jugarán un papel protagonista si conseguimos que se involucren activamente en la lucha contra los estereotipos sexistas en nuestra ciudad.

Otro instrumento para conseguir la ciudad que queremos consiste en la  colaboración de planes integrales de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, liderados por ÁREAS DE MUJER, que incorporen el elemento de género a todas las políticas locales, p. ej., empleo, formación y desarrollo local, educación, cultura…. Y muy importante nos parece introducir la discriminación positiva en la adjudicación de viviendas sociales destinadas a mujeres con

cargas familiares no compartidas, y víctimas de violencia con escasos recursos económicos.

 

Potenciaremos el parque público de viviendas en alquiler, aplicando los mismos criterios. El trato en igualdad con independencia de la orientación sexual nos parece absolutamente necesario para encontrar un marco de convivencia pleno y satisfactorio” En los últimos tiempos, la realidad de las personas LGTB (Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales) ha experimentado cambios importantes. Aun así, se hacen necesarias reivindicaciones en materia de  libertades sexuales que, más allá del necesario reconocimiento de sus  derechos sobre el papel, supongan conquistas tangibles en la vida cotidiana”.

El futuro de la juventud alcalaína también nos preocupa y tiene un hueco importante en este apartado de ciudad. Izquierda Unida siente una especial preocupación por el futuro de la juventud y sus inquietudes. Por ello, les facilitaremos alternativas asociativas, culturales, deportivas y de ocio, que permitan a los jóvenes, en su tiempo libre, el desarrollo de la creatividad y la libre expresión, haciéndole corresponsable de su entorno y de sus propias

acciones, dentro de un marco colectivo, rehuyendo actitudes consumistas y acríticas.

Y más concretamente, en lo relativo a la vivienda, un aspecto por el que se nos ha preguntado de forma reiterada, “elaboraremos un Plan de Vivienda Anual que garantice el acceso a una vivienda digna a la juventud empadronada en Alcalá”.