Etiquetas

, , , ,

Hace apenas 3 años, Miguel Angel Lezcano asistía como compromisario del Partido Popular de Alcalá al Congreso regional del Partido. En la fotografía, Lezcano, segundo por la izquierda en la fila de abajo.

(Editorial) Una extraña unanimidad sobrevuela el Ayuntamiento de Alcalá de Henares. Los actuales grupos políticos, conocen al dedillo, las sutilezas de los pactos con Bello…… en definitiva, “el papel todo lo soporta”.

Dentro de poco más de un mes, nuevos grupos políticos camparán por el consistorio, pero ¿alguno dejará engatusarse por Bello?

Parece difícil que los “Podemos” pacten con Bello; se encuentran demasiado alejados y aunque los polos opuestos se sienten atraídos, no resultaría fácil entender esa hipotética alianza.

Pero ¿y Ciudadanos?

Miguel Ángel Lezcano nunca ha ocultado su pasado popular, y su número 2 -Teresa Obiol- ya fue concejala en los gobiernos de Bartolomé González, amen de iniciar la presente legislatura como asesora popular. ¿Serán los concejales de Ciudadanos los clónicos que Bello busca para parapetarse 4 años más en el Ayuntamiento?

A los concejales de UPyD les va a salir muy caro el conchaveo  y aprecio mutuo con Bello en la primera parte de la legislatura y “el precio” de sus votos de investidura, será liquidado el día 24, – evidentemente no sólo su apoyo irá incluido en el precio, el precio será un pack en el que se sumen los errores de UPyD a nivel local, regional y nacional-. La losa de UPyD en Alcalá es pesada, como sonoras fueron las risas de Bello el día siguiente de su investidura: “el papel lo soporta todo”

Los votantes de ciudadanos, perfectamente podían ser los votantes del Partido Popular, pero no lo quieren ser, y por eso no votan azul, votan naranja.  Eso no parece haberlo entendido Miguel Ángel Lezcano, que no esclarece el futuro de su voto. Si a los votantes naranjas les preguntasen sobre si quieren o no que Bello sea Alcalde, bastaría con que éstos votasen a Bello el día 24.

En Alcalá de Henares no se debate entre Partido Popular sí, o Partido Popular no. En Alcalá se debate Bello sí, o Bello no, y Lezcano debería esclarecer esa baza a su electorado, porque Lezcano tendrá que situar punto por punto todos y cada uno de los apartados del acuerdo que se sustentaría en el “papel que todo lo soporta”