El Diario el Mundo critica a Javier Bello por ausentarse de la comida ofrecida al Premio Cervantes 2015, Juan Goytisolo

En las últimas semanas Javier bello está supeditando su cargo y sus obligaciones como alcalde de la ciudad a su condición de candidato del PP local

Los socialistas complutenses han manifestado hoy su “preocupación y malestar” ante la deriva partidista del todavía alcalde de Alcalá, Javier Bello, que en las últimas semanas está siendo noticia en medios nacionales por la utilización electoralista de su cargo como alcalde. El último ejemplo de la dejación de funciones del primer edil complutense ha sido su negativa a comer con el Premio Cervantes, Juan Goytisolo, argumentando que “no le apetecía”. La decisión del todavía alcalde ha sido muy criticada desde numerosos ámbitos por su falta de altura de miras y la utilización, una vez más, de su cargo como alcalde para hacer campaña, anteponiendo su papel de candidato del PP a alcalde de todos los alcalaínos y sus obligaciones institucionales.

En lo que va de mes, Javier Bello (PP) ha entrado en una espiral de despropósitos que arrancó difundiendo en las redes una foto con el Rey de España, Felipe VI, poniendo sobre éste el logo del PP, gesto que fue noticia en medios nacionales y que obligó al propio Bello a retirar la foto y disculparse.  Recientemente, Bello utilizaba la inauguración de “Clásicos de Alcalá” para hacer campaña del PP, y vender “las bondades” de su lista electoral, utilizando para ello un acto institucional. El propio Bello, en su intento por sortear la prohibición legal de inaugurar obras, está generando visitas “casuales” del Alcalde a las pocas obras que se han realizado en estos años y que ni siquiera han podido acabar en plazo.

Desde el PSOE, su coordinador de campaña, Alberto Blázquez, ha denunciado que “Javier Bello es como el mal alumno que deja todo para el final y quiere sacar pecho de forma desesperada”. Según Blázquez, “un Alcalde debe estar por encima de sus gustos personales o ideológicos cuando se trata de la imagen de la ciudad, como son actos culturales como el Premio Cervantes o Clásicos de Alcalá”. Blázquez exigió al primer edil que “deje de utilizar su cargo como Alcalde de todos para hacer campaña como cabeza de lista de unos pocos” y pidió que “cumpla con sus obligaciones institucionales”.