Etiquetas

, , ,

El Alcalá tiró de casta y consiguió rescatar un punto en Alcobendas frente al Levitt, después de sobreponerse a una mala primera parte del equipo rojillo en la que vio como se quedaba en inferioridad numérica por un dudoso penalti cometido por Juancho que supuso la expulsión del cancerbero rojillo, algo que marcaría el desarrolo del partido.

Con la baja de Molino en el equipo de Fran Blasco y Pablo Herrero, un respetuoso minuto de silencio por el Tito Luis, Marisol y Soledad, servía para que la RSD Alcalá afrontara un nuevo partido de liga en la recta final de la temporada. Un partido en el que un nutrido grupo de aficionados rojillos acompañaron una vez más al equipo para llevarlo en volandas a lo largo de los noventa minutos.

Desde el inicio no se vió a ese Alcalá intenso y presionante que tan buenos resultados le ha dado a lo largo de la temporada, y sin apenas ocasiones de gol, se llegaba al minuto 25 en el que con tan sólo un disparo lejano de Tena que salvó el ex portero del Alcalá Guillermo Ubierna, Juancho sería expulsado por roja directa después de que el árbitro estimara que hubo derribo en el área al atacante Pato en un mano a mano con el portero rojillo. Ante la acción Fran Blasco se vio obligado a retirar del terreno de juego a Valcárcel para dar entrada al joven portero suplente, Tomás que, siendo a posteriori el jugador más destacado de los rojillos, a punto estuvo de detener la pena máxima que no desaprovechó Carracedo para poner a su equipo por delante con un disparo muy ajustado al palo (1-0). Con el Alcalá muy afectado por el gol y en inferioridad numérica, se vió dominado por el equipo de Jimeno (que había sido expulsado justo antes del penalti por protestar), pero sin efectividad en ataque. Por su parte, excasa aportación ofensiva del Alcalá que tan sólo gozó de un remate de Pancorbo de cabeza que sacó en la línea de gol la zaga local. Con esa ocasión los dos equipos se marcharon al descanso.

Tras el intermedio, el Alcobendas pudo sentenciar el choque ante un Alcalá que sufría en inferioridad numérica, pero donde Sory, Santi y Carracedo, se encontraron con el buen hacer de Tomás bajo los palos. Fran Blasco buscó soluciones en el banquillo metiendo más dinamita en ataque, dando entrada al delantero Miguel Ramos por el central Tena. El cambio revolucionó el partido y el dibujo del Alcalá, que arriesgó dejando línea de tres en defensa con Isra, Pancorbo y Alex Ruíz en la retaguardia. El Alcalá le ganó metros al terreno de juego y fruto de esa insistencia Chiloeches cazó un balón en la frontal para que fuera derribado dentro del área con el consiguiente penalti que él mismo se encargó de materializar empatando el partido (1-1).

La necesidad y ganas de victoria por parte de los dos equipos convirtió el partido en un ir y venir que obligaba a Tomás a seguir apareciendo bajo palos para salvar al Alcalá, mientras que Miguel Ramos tuvo la mejor ocasión rojilla después de estrellar un balón en el larguero de la portería de Guillermo. En la recta final del partido Isra era expulsado tras ver doble cartulina amarilla justo antes de que Gonzalo también estrellara el balón en el poste tras el lanzamiento de una falta.

Al final reparto de puntos que, sin dejar contento a ninguno de los dos equipos, le sirve al Alcalá para seguir sumando y mantenerse una jornada más cerca de los puestos altos de la tabla clasificatoria y antes de recibir el próximo fin de semana al Alcorcón B en El Val en otra final para los de Fran Blasco.

Ficha del partido

ALCOBENDAS LEVITT, 1: Guillermo, Charly, Vidal, Bogdan, Sacha, Víctor, Malote, Santi (Gonzalo), Carracedo, Pato, Sory.

RSD ALCALÁ, 1: Juancho (R) Isra (AA – R), Tena (Miguel Ramos), Pancorbo, Álex Ruiz; Maiky (Nacho), Valcárcel (Tomás (P)), Jairo, Chiloeches, Gorka, Fane.

GOLES: 1-0 Carracedo (p) (28′); 1-1 Chiloeches (p) (65′).

ÁRBITRO: Jerónimo Montes García-Navas.

INCIDENCIAS: Polideportivo de Valdelasfuentes de Alcobendas ante unos 300 espectadores entre ellos caso un centenar de seguidores de la RSD Alcalá que no pararon de animar al equipo durante todo el partido. El Alcalá lució brazaletes negros y se guardó un minuto de silencio en memoria de los aficionados rojillos fallecidos esta semana: Luis, Marisol y Soledad.