Etiquetas

, ,

Al igual que la del año anterior la Semana Santa de 2015, que tuvo lugar entre el 29 de marzo y el 5 de abril, se caracterizó por un inusual tiempo soleado que permitió el lucimiento de todas las procesiones. El cartel fue en esta ocasión un fotomontaje realizado con varias fotografías de las dos imágenes titulares de la cofradía de la Columna, la del Cristo de la Columna y la de la Virgen de las Lágrimas, todas ellas de Loren Fernández.

Las novedades de este año se repartieron entre las positivas y las negativas. Entre las primeras cabe destacar la adquisición de una imagen de San Juan por la cofradía de Jesús de Medinaceli. La talla, obra del imaginero Juan Manuel Montaño, fue bendecida el 7 de marzo de 2015 y participó en las dos procesiones de la cofradía acompañando a la Virgen de la Trinidad en su trono.

Asimismo el 21 de ese mismo mes la pro-hermandad de Jesús Despojado presentó el boceto de la que será su imagen titular obra del imaginero Rafael Martín Hernández, autor de la Virgen de la Misericordia y del frustrado Jesús de la Humildad.

También tuvieron lugar por vez primera dos nuevas procesiones. El 6 de marzo, tercer Viernes de Cuaresma, la pro-hermandad de Jesús despojado de sus vestiduras organizó un Vía Crucis por las calles del barrio de Espartales, por el momento sin imágenes. Y el 28 de marzo, víspera del Domingo de Ramos, la cofradía del Santo Entierro realizó el traslado de sus dos imágenes titulares, el Cristo Yacente y la Virgen Dolorosa, desde sus respectivas sedes, los conventos de las Dominicas y las Claras, hasta la Catedral-Magistral, donde permanecieron hasta la Procesión del Silencio del Viernes Santo. Los traslados, una especie de procesión oficiosa previa a la oficial, son frecuentes en Andalucía y en otras regiones españolas, pero nunca hasta el momento habían sido realizadas en Alcalá, donde lo normal era que estos traslados se realizaran de forma anónima.

Por último, la procesión del Domingo de Ramos estuvo a cargo en esta ocasión de la cofradía de Cristo Resucitado.

En lo que respecta a las novedades negativas, la primera de ellas fue que, por segundo año consecutivo, la cofradía de las Angustias dejó sin procesionar a su segundo paso, las Negaciones de San Pedro. Asimismo la cofradía del Cristo del Trabajo, a causa de sus problemas internos, hubo de renunciar a su procesión del Miércoles Santo, sustituida por un breve Vía Crucis aunque las dos imágenes sí fueron colocadas en la carpa que la cofradía suele montar en la huerta del convento de las Claras.