Etiquetas

, ,

El portavoz del Grupo Municipal Unión Progreso y Democracia (UPyD), Anselmo Avendaño, considera imprescindible un cambio radical en la gestión de la Empresa Municipal de la Vivienda de Alcalá de Henares (EMV) para adecuarla a su verdadero fin que debe ser propiciar políticas de vivienda social en la ciudad. Dicho cambio incluiría la asunción del control de la EMV por parte del Ayuntamiento y la exigencia de responsabilidades a sus gestores por el daño económico que han provocado a la entidad. El portavoz de UPyD, ha hecho estas declaraciones tras celebrarse un Consejo de Administración, donde los representantes del Equipo de Gobierno del PP han anunciado su intención de recurrir a la permuta de una parcela municipal para tratar de salvar la mala situación económica de la EMV.

Este artificio financiero, por el que el Ayuntamiento se “compra” a si mismo viviendas protegidas por el valor aproximado de la parcela municipal ubicada en la zona de La Garena, permitirá maquillar la situación financiera de la EMV. Como la EMV no tiene ni siquiera dinero para afrontar el pago del IVA de la operación, recurrirá a un préstamo hipotecario por valor de 550.000 euros concertado con Bankia. La venta de dicha parcela, valorada en 2.632.425,15 euros servirá para que la EMV pueda hacer frente a las obligaciones de pago exigibles en los próximos meses.

Avendaño ha declarado que “nosotros apostamos por una EMV fuerte que permita realizar verdaderas políticas sociales en materia de vivienda en Alcalá de Henares. Llevamos desde hace tres años diciendo que ocultar la ruina de esta entidad era una mala idea, y que desde el Ayuntamiento deberían haberse tomado cartas en el asunto desde hace mucho tiempo. El PP no ha hecho nada y quienes lo han pagado son muchas personas que necesitan un apoyo del Ayuntamiento para acceder a una vivienda, y no lo han tenido”.

Además, Avendaño ha cuestionado los informes económicos contradictorios que se vienen presentando a los miembros del Consejo de Administración de la EMV. Dichos informes, elaborados por la empresa Deloitte, parecen ir cambiando según las conveniencias de los representantes del Partido Popular. En el transcurso del citado Consejo, Avendaño ha recordado que precisamente esta empresa fue la encargada de dar por buenas las cuentas de Bankia, antes de su salida a bolsa, lo cual no invita mucho al optimismo.